La Rioja

La paradoja laboral: menos parados y menos cotizantes

En agosto de este año se ha vuelto a dar una paradoja que caracteriza al mercado laboral y es que el comportamiento del paro registrado no tiene necesariamente su réplica en la afiliación a la Seguridad Social. En el caso concreto de La Rioja, el desempleo bajó en 642 personas el pasado mes. Sin embargo, el número de cotizantes a la Seguridad Social no sólo no creció, si no que retrocedió en 775 personas (144.997 en el país), hasta dejar la cifra total en 120.360 afiliados.

Al margen de la evolución de la población activa (el efecto de los estudiantes que se inscribieron en el paro a principios del verano buscando un empleo y que en agosto o lo encontraron o se dieron de baja del registro) hay otras explicaciones según apuntan diversos expertos analistas. Por un lado, los datos del paro que ofrece el Ministerio son exactos al cierre de cada mes. En cambio, los de la afiliación a la Seguridad Social resultan de la medias de cotizantes de cada uno de los días de ese mes. Para saber la correlación exacta, en consecuencia, sería necesario esperar a contar con el último día de la estadística de la Seguridad Social.

Por otra parte, como los jubilados no figuran en el censo de cotizantes puede ocurrir que se haya jubilado más gente de la que ha encontrado trabajo. Y, por último, hay que tener en cuenta la evolución del colectivo sin empleo anterior: nuevas incorporaciones a los registros del desempleo que, o bien son pocas, o bien ni se registran ante la falta de perspectiva de emplearse.

Contrataciones

En otro orden de cosas, ayer también se publicaron los datos de contratación. La Rioja contabilizó el pasado mes 12.774 contratos, lo que representa un descenso de 251 respecto a julio (-1,9% en términos relativos) y una variación anual de 974 más, lo que supone un aumento del 8,3%. De esos 12.774 contratos, 694 son indefinidos (5,4%): ocho corresponden a personas con discapacidad y 278 proceden de la conversión de temporales.