La Rioja

PELIGROSO VANDALISMO GALO

Este verano se han acentuado las acciones vandálicas de agricultores franceses contra el producto español. En este caso el objetivo ha sido impedir que las bodegas galas adquieran vino español a granel a bajo precio. A principios de este mes un número indeterminado de agricultores franceses, en todo caso superior a la decena, asaltaron las instalaciones de Biron, empresa francesa importadora de vino y vaciaron los camiones cisterna que contenían 50.000 litros de vino español, en protesta por el alto volumen de importaciones a bajo precio. Con anterioridad, en el primer trimestre de este mismo año se produjeron incidentes similares en la frontera franco española, con presencia de cámaras y de gendarmes, y con la posterior disculpa del gobierno galo; que de poco ha servido, como demuestran las últimas acciones.

A pesar de esta habitual mala praxis de los agricultores de nuestro país vecino y de sus dirigentes, que la consienten, las exportaciones de vino a Francia se han mantenido constantes en estos seis primeros meses. Otra muestra de que con este tipo de acciones que tratan de impedir el libre mercado y la libre circulación de mercancías, no se consigue nada.

Algunas organizaciones agrarias ya han anunciado que si no cesan las acciones contra el vino español y la embajada francesa no da una respuesta categórica al sector, comenzarán a impedir la entrada de leche francesa y verterán su leche. Es fácil entender la rabia y la impotencia del sector, pero catalizar una lucha física entre sectores, muy diferentes unos de otros, no es la forma de solucionar el problema. La pelota vuelve a estar en el tejado del gobierno francés, aunque es sabido que eso no le preocupa. Quien ahora sí debe actuar con firmeza es el gobierno español, tanto con una estrategia bilateral, como con una estrategia conjunta desde Bruselas

A pesar de que el mercado francés no se ha deteriorado, con carácter general las exportaciones españolas de vino a granel se han visto reducidas a lo largo del primer semestre de 2016, con bajadas que se han acercado al 9%, de acuerdo con los datos oficiales del Observatorio del Mercado del Vino.