La Rioja

La electrónica le gusta a MuWi

  • Rural Zombies ofrece el concierto estrella del festival en una segunda noche acompañado de Carlos Sadness, Christina Rosenvinge y Cycle

La segunda noche del festival MuWi arrancó ayer con mucha más puntualidad, con un grupo de fans de Carlos Sadness esperando en primera fila el primer concierto. El músico catalán ya actuó en acústico en el pub Menhir durante el pasado Actual y esta vez mostró un concierto eléctrico con banda al completo. Y su música ciertamente es un soplo de aire fresco en un fin de semana caluroso como este. El público coreó y agradeció las canciones de Carlos Sadness. Empezaba bien el MuWi en su segunda jornada nocturna. Paralelamente actuaba el cantante de Sethler en la Sala de los Tinos en un formato acústico y más íntimo. Y en los descansos el área de Red Bull se llenaba de entregados espectadores ansiosos de música para bailar a modo de discoteca, una imagen insólita en un festival 'indie'.

Con Christina Rosenvinge todo se calmó un poco. El publicó maduró súbitamente. Los más jóvenes dieron paso a espectadores más adultos, que se acercaron para disfrutar de un concierto interesante. Con una voz melosa, delicada y atractiva, Christina Rosenvinge se presentó de lado, tocando los teclados y cantando con la cara cubierta por la melena. La banda le acompañaba procurando una distorsión a su música que la envolvía en una atmósfera tenebrosa. Rosenvinge es una artista que, con la edad (52), quizá ha perdido público pero ha ganado en calidad. Su concierto estuvo protagonizado por las canciones de sus dos últimos discos, ‘La joven dolores’ y ‘Lo nuestro’. En algunas Christina cogió la guitarra eléctrica y en otras, como ‘La muy puta’, sólo cantó a ritmo de ‘trip hop’ y asemejándose a Benjamin Biolay. Tal vez el suyo fue un concierto impropio del festival, no para el aire libre sino para un recinto cerrado, con butacas, pero es innegable que ofreció un buen espectáculo con buenas canciones y buenas interpretaciones. Lo disfrutó de cerca el concejal del Ayuntamiento de Logroño Miguel Sainz, situado en las primeras filas.

El MuWi ha empezado con leyenda urbana. La presencia el día anterior de la popular política del PP Andrea Levy y su posterior indisposición motivaba ayer algunos comentarios y especulaciones entre el público, a pesar de que ella aclarase en las redes sociales que su «indisposición» se debió a una piedra en el riñón. Chascarrillos aparte, Levy se perdió el que a buen seguro será considerado el mejor directo del festival, el de Rural Zombies.

Bailar sobre la hierba

El nombre no les hace justicia, quizá por la semejanza con los DJs Zombie Kids. En realidad, es un grupo de música electrónica con una sugerente voz femenina, la de Julia Urreaga. Su música no tiene complejos y hace bailar al público. Sobre el césped del lateral del escenario las muchachas se descalzaban y danzaban sobre la hierba. Probablemente fue, además, el concierto más multitudinario del festival, con más de un millar de espectadores en el recinto. Interpretaron la versión de ‘In for the kill’ de La Roux y crearon una burbuja propia, una identidad, convenciendo a todos los presentes. Realmente fueron excelentes. «La primera fila está muy sosa», opinó Julia. Rural Zombies ofreció el concierto estrella de MuWi, sin duda.

En la misma línea ‘techno’ cerró el programa de actuaciones Cycle, un grupo realmente extraño. Luke Donovan lo abandonó hace años queriendo alejarse de su mundo «vampírico» y se adentró en la música africana con Áfroka, proyecto que trajo a Logroño bajo el cobijo de Actual. «Los freakies de Kraftwerk al menos hacen música electrónica en directo, pero con Cycle sentí que lo que hacía no servía para nada», declaró Donovan en su día, y añadió: «Ahora prefiero pasar hambre y penurias antes de coartar mis libertades. En realidad, me apareció una oportunidad de vivir algo distinto y ya estaba harto del ambiente de droga de Cycle. Me hubiera quedado como un vampiro de permanecer en el grupo. David Cano, de Cycle, era un amigo, pero yo nunca he sido techno, siempre he sido hippie». Sin embargo, Luke Donovan parece haber dejado de ser hippie y ha vuelto a Cycle y a liderar la banda junto a La China Patino. En el último año han editado los discos ‘Dance all over’ y ‘Saturday girl remixes’. Su directo, no obstante, rebosó potencia y también hizo bailar gracias, sobre todo, a sus canciones más célebres, como ‘Confusion’. Fue un concierto oscuro y electrónico, un género que parece haber calado bien en el público de MuWi.