La Rioja

La PAH pide en el Juzgado que se suspendan los desahucios por hipotecas titulizadas

vídeo

Pedro Pablo Rodríguez. / Justo Rodriguez

  • La plataforma asegura que los nuevos 'bonistas' son los que cobran los intereses de las hipotecas y los bancos solo se quedan con la gestión y ya no son los propietarios

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de La Rioja ha pedido hoy en el Juzgado que se suspendan todos los desahucios y procedimientos de ejecución hipotecaria que se encuentran en trámite hasta determinar si la hipoteca está titulizada por el banco a favor de un tercero.

El portavoz de la PAH, Pedro Pablo Rodríguez, ha ofrecido una rueda informativa en la puerta de los Juzgados de Logroño antes de presentar un escrito en contrata de estos procedimientos.

Ha explicado que las titulizaciones se producen cuando el banco cuenta con una entidad gestora a la que le han pasado las hipotecas, que, a su vez, ha agrupado en un fondo de titulización y después ha troceado en miles de bonos, que se han vendido después.

Según sus datos, esos bonistas son los que cobran los intereses de las hipotecas y los bancos solo se quedan con la gestión y ya no son los propietarios.

Por ello, Rodríguez sostiene que las entidades bancarias no podrían instar a desarrollar procedimientos de ejecuciones hipotecarias porque no son los dueños reales de las hipotecas, aunque en el registro de la propiedad estén inscritas como suyas.

Ha explicado que los bancos hacen firmar a sus clientes una cláusula en la que "renuncian a sus derechos" y no informan de quien es el verdadero dueño de la deuda.

Para los afectados por estos procedimientos, "la única manera de garantizar los derechos de los consumidores es que los jueces soliciten al banco que acredite que es el verdadero dueño de la hipoteca y no lo ha vendido a un tercero".

Los responsables de la PAH han lamentado que no se sabe cuántas hipotecas están titulizadas en la región, porque es algo "totalmente opaco".

La PAH ha desarrollado acciones como esta en otras comunidades autónomas y ha logrado sentencias, como en Arganda del Rey y Málaga, en las que el juez impide una ejecución hipotecaria hasta que el banco no acredite que es el verdadero propietario de la hipoteca.