La Rioja
«Hay más candidatos y  las empresas pueden exigir  una mayor formación»

«Hay más candidatos y las empresas pueden exigir una mayor formación»

«Las ofertas que hay responden a la estructura empresarial de La Rioja. Hay una parte potente de carácter agrario y de ingeniería relacionada con la industria conservera, con el vino, con el aceite, etc. y una parte comercial importante que necesita toda esa industria para vender sus productos». Ese es el análisis que sobre el mercado laboral riojano ofrece Jorge Guelbenzu, director general de Infoempleo, el portal que ha elaborado junto a Adecco el informe.

Así, cuestionado por la aparente contradicción entre los puestos de trabajo ofrecidos y la alta formación demandada, Guelbenzu explica que es consecuencia de la realidad económica de los últimos años. «Hay que tener en cuenta que estamos en una situación con un alto nivel de paro. Así, la empresa, en un proceso de selección, tienen tres elementos en consideración: la edad, la experiencia y los conocimientos. Es normal que la empresa exija una mayor formación ya que esto está vinculado al número de candidatos que pueden optar a ese puesto». En el caso concreto de los puestos de comercial, explica Guelbenzu, «hay mucho movimiento y los candidatos compiten entre ellos por lo que la formación es una ventaja competitiva». Y en cuanto al predominio de las ofertas de comercial y producción, Guelbenzu defiende que es una consecuencia de la crisis. «La comercial es la parte más preponderante pero hay un crecimiento de las ofertas de la parte de producción a diferencia de lo que sucedía otros años, cuando ésta se ajustaba a lo que podían vender los comerciales. Este año las empresas están reforzando su parte de producción».

Con el informe del 2015 ya presentado, el director general de Infoempleo asegura que los datos que arroje el correspondiente al ejercicio en curso estarán condicionados por la situación política y económica. «No sabemos si en el 2016 el nivel de crecimiento será como el del 2015... De momento somos un poco cautelosos porque este año las empresas dicen que la situación económica y política les está haciendo ser un poco más prudentes a la hora de contratar». Eso hace que el cierre del ejercicio pueda depender de lo que suceda en las próximas elecciones. «Hasta ahora», asegura, «el nivel de ofertas que está entrando se mantiene... pero habrá que ir viendo como afecta esa incertidumbre y en qué sectores afecta más».