La Rioja

Investigación global

Personal de la UNIR trabajando en la sede central del campus 'on line' en Logroño. :: miguel herreros
Personal de la UNIR trabajando en la sede central del campus 'on line' en Logroño. :: miguel herreros
  • La Universidad Internacional de La Rioja confía en cristalizar pronto los resultados de sus proyectos para que lleguen a los ciudadanos

  • Más de 200 profesores acreditados trabajan en las dieciséis líneas en las que ha puesto el foco la UNIR

Educación a la carta, regeneración democrática, ley electoral. De momento son sólo conceptos sobre los que pivotan algunas de las 16 líneas de investigación en las que trabaja la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR). Un campus joven en el que casi desde sus orígenes docencia e investigación caminan de la mano. Un tándem «necesario» para Daniel Burgos, vicerrector de Investigación y Tecnología (UNIR Research), porque «nos preocupa alinear la investigación con todos los programas académicos para que haya un sustento, no investigar cosas aisladas».

Pero este no es el único objetivo. Otra de las metas es que el resultado tenga su reflejo real en la sociedad y en la comunidad académica, aunque esa transferencia de la investigación al ciudadano de a pie aún está por llegar. Todavía es prematuro y es que «los grupos y líneas de investigación llevan funcionando poco más de dos años a nivel efectivo, pero la idea clara es que tiene que venir», insiste.

La pregunta parece obligada: ¿Qué es lo que pretenden transferir a la sociedad? Y la respuesta es clara: Los resultados de una investigación que está muy centrada en educación y comunicación. «Somos una universidad 'on line' y lo que hacemos es investigar y trabajar sobre tecnología educativa, sobre cómo utilizar los ordenadores, los portátiles, las tablets y las redes sociales para que la gente pueda aprender mejor, enseñar mejor, tener mejor rendimiento, comunicarse e interactuar. Sepa cómo entenderse... ese es nuestro tronco ahora mismo», apunta Burgos.

Pero si bien es el eje principal, lo cierto es que no es la única línea. En Empresa destaca SCOEM (Estrategias de comunicación emocional en las organizaciones empresariales), que analiza comunicación empresarial, redes sociales, responsabilidad social corporativa. En Trabajo Social está OPPSIS (Observatorio Prospectivo en Políticas Sociales e Intervención Social) y sobre Accesibilidad, EDADI. Además, en Derecho, figura CRDH (Culturas, Religiones y Derechos Humanos).

La UNIR cuenta también con seis cátedras especializadas, entre las que destaca la Cátedra UNESCO en eLearning, concedida hace un año y cuyo objetivo es diseñar e implementar acciones centradas en tecnología educativa dentro y fuera de Europa.

Además, para canalizar toda la información que genera la actividad investigadora y que sus resultados lleguen a la sociedad, UNIR Research cuenta con una Unidad de Cultura Científica y de la Innovación (UCC+i), reconocida oficialmente por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad, y forma parte de las 67 repartidas por todo el territorio nacional. Se da la circunstancia de que esta es la única unidad de este tipo reconocida oficialmente por FECYT en La Rioja, y la única también que existe en una universidad 'on line'.

La crisis y los fondos

La investigación en la UNIR también ha notado la crisis, asegura Burgos. «Hemos pasado de poder investigar de forma subvencionada con los fondos nacionales a que esa subvención sea cada vez más pequeña y que se combine con préstamos». Respecto a las ayudas europeas, la universidad 'on line' trabaja fundamentalmente el programa Horizonte 2020 y «ahí sufrimos los recortes que sufren todos los países europeos». Los fondos propios son los únicos que se han ido incrementando en los últimos años.

Otro de los puntos fuertes, al menos así lo sostiene el vicerrector es la extensa plantilla de investigadores -240 acreditados, de los más de 800 profesores- repartidos no sólo por toda la geografía española, sino en otros países. Un hecho no casual que «aporta pluralidad». «Propiciamos que haya diversidad cultural y de idioma. Esta mezcla nos enriquece mucho más y nuestro mérito consiste en canalizar eso y hacer que a nivel organizativo sea posible».