La Rioja

Imputado un vecino de Arnedo que dejó morir a su caballo

Imputado un vecino de Arnedo que dejó morir a su caballo
/ Uno de los equinos abandonados.
  • El animal, propiedad de un hombre de 39 años, fue encontrado agonizante y sin fuerzas para incorporarse

  • El Seprona también localizó en el mismo lugar otro equipo en pésimas condiciones higiénico sanitarias

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil en La Rioja, ha procedido a imputar a un varón de 39 años, natural de Bilbao y vecino de Arnedo, la presunta autoria de un delito de maltrato animal.

Las actuaciones se enmarcan dentro de los servicios establecidos por el SEPRONA, para la conservación y protección de la flora y fauna silvestres en la provincia de La Rioja.

Se inician en la mañana del día 15, cuando un ciudadano comunica a la Central Operativa de Servicios (C.O.S.) de la Guardia Civil en La Rioja, que en la zona denominada las cuevas de Arnedo hay dos animales abandonados. Al lugar se desplazan agentes del Seprona de Autol que localiza a dos equinos, uno de ellos postrado en el suelo, en estado agonizante y sin fuerzas para incorporarse, y el otro a escasos metros en pésimas condiciones higiénico sanitarias.

Sin permisos

Por ello se solicita la presencia de los servicios de veterinarios del Gobierno de la Rioja, que proceden a la exploración de los caballos intentando estabilizar al animal más grave, que fallece a las pocas horas debido al estado crítico en el que se encontraba.

Una vez localizado el propietario de los animales, se constata que carece de todos los permisos necesarios para su tenencia, por lo que se procede a la retirada del segundo de los caballos, que es entregado en acogida para su tratamiento y recuperación.

Ante la gravedad de estos hechos y tras quedar acreditado con los servicios veterinarios del Gobierno de La Rioja, que el estado en los que fueron hallados los caballos se debía a una situación de abandono por parte de su propietario, agentes del SEPRONA procedieron a imputar a esta persona la presunta autoría de un delito de maltrato de animal, que está castigado en el vigente Código Penal con penas que van desde los 3 meses a 1 año de prisión, así como una inhabilitación especial de 1 a 3 años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales.

Las diligencias han sido puestas a disposición de la autoridad judicial.