2.000 riojanos esperan el fin del Impuesto de Patrimonio

R. G. L. LOGROÑO.

Y el tercer pilar de mejoras fiscales anunciado por José Ignacio Ceniceros en el reciente debate sobre el estado de la región se centra en una vieja aspiración popular, la eliminación definitiva del Impuesto de Patrimonio en la comunidad.

«Hablaríamos de 2.000 beneficiarios», explicaba ayer el consejero de Administración Pública y Hacienda, Alfonso Domínguez, quien tasaba también el montante económico de la decisión; «Unos 6,7 millones de euros aproximadamente».

Con la confianza de que la reducción del tramo autonómico y los nuevos incentivos fiscales en el entorno rural salgan adelante en la negociación gracias al apoyo, al menos, de Ciudadanos, la incertidumbre está en la eliminación del Impuesto de Patrimonio ante las dudas de la formación liderada en la comunidad por Diego Ubis. Desde el Ejecutivo regional, que mantiene la esperanza de convencer a la formación naranja, el camino a seguir con este impuesto, en la actualidad bonificado al 50%, es claro: «Otros grupos políticos dicen que este es el impuesto a los ricos, pero para nosotros es especialmente gravoso en La Rioja porque esta no es una comunidad de multimillonarios, sino una región donde el patrimonio de las personas se hace a través de tener una pequeña o mediana empresa o una pequeña o mediana hacienda agrícola a lo largo de toda la vida. Por eso creemos que es de justicia no penalizar ese ahorro y ese trabajo duro y estamos tan convencidos de la eliminación de ese impuesto que aquí en La Rioja no es un impuesto a los ricos, sino a los trabajadores y a los ahorradores.

Fotos

Vídeos