Wikileaks contactó con el hijo de Trump para ayudarle contra Clinton

GERARDO ELORRIAGA

Rusia no era el único agente extranjero interesado en ayudar a Donald Trump en su camino a la Casa Blanca. Wikileaks también simpatizaba con la causa del irreverente magnate y estaba dispuesto a ayudarle. Al menos en cuatro ocasiones contactó con el hijo mayor del presidente, que también se había reunido tres meses antes con una abogada cercana al Gobierno ruso que le ofreció «trapos sucios» sobre Hillary Clinton. La exsecretaria de Estado siempre ha sospechado abiertamente de esta conspiración en su contra. Como prueba apunta a que apenas una hora después de que 'The Washington Post' publicase el vídeo de Access Hollywood en el que Trump presume de meterle mano a las mujeres cuando les da la gana, Wikileaks contraatacó publicando los 'emails' de su jefe de campaña, obtenidos por piratas rusos. «En las siguientes 48 horas sólo se habló de esos 'emails' (de John Podesta)», ha dicho Clinton a la cadena ABC. El primogénito del presidente respondió el lunes a las revelaciones de la revista 'The Atlantic' publicando en Twitter la breve correspondencia que mantuvo con Wikileaks a través de este medio. En su primer contacto la organización de Assange le informa de que está a punto de anunciarse la creación de una plataforma de acción política para atacar la candidatura de su padre ligándole a Putin y le proporciona la clave que han obtenido para acceder a esa página.

Fotos

Vídeos