Viktor Orban arrasa en las elecciones húngaras y tendrá un tercer mandato

COLPISA / AFP BUDAPEST.

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, icono de las derechas populistas europeas, se encaminaba hacia un tercer mandato consecutivo, según los primeros resultados parciales oficiales en las elecciones legislativas de ayer. El partido Fidesz de Orban obtenía 49,42% de los sufragios con el 81% de las papeletas escrutadas, según la Oficina Nacional Electoral (NVI). Si el resultado se confirma, supondría un avance del Fidesz y de sus aliados cristiano-demócratas, que en las últimas elecciones legislativas, hace cuatro años, obtuvieron 45% de los votos. Además, le permitiría hacerse de nuevo con una mayoría de dos tercios del parlamento, como en 2010 y 2014.

La votación estuvo marcada por un alza de participación de siete puntos, hasta el 68,80%, lo que había alimentado la esperanza de la oposición de poner en dificultades al dirigente. Muchos centros de votación permanecieron abiertos varias horas más del cierre previsto, a las 19:00 horas, ante las largas filas de electores. El resultado oficial definitivo se conocerá a mediados de semana, cuando se tengan en cuenta los miles de sufragios de los votantes en el exterior.

Admirado por las derechas populistas europeas, criticado por quienes lo acusan de deriva autoritaria, el primer ministro húngaro, había expresado su deseo de hacer «irreversibles» las transformaciones que impulsó desde su retorno al poder en 2010, tras un primer mandato de 1998 a 2002. Admirador confeso del presidente ruso, Vladímir Putin, y paladín de la «democracia iliberal» -como se ha dado en llamar en los últimos años a esta mezcla de culto al hombre, exaltación nacionalista y limitación de ciertas libertades en nombre del interés nacional-, Orban ejerce desde hace ocho años un estilo de gobierno antiinmigración y con creciente control sobre la economía, los medios y la justicia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos