Un viaje con luces y sombras

El Papa inició ayer su regreso a Roma, adonde llegará esta tarde, una vez concluida su sexta gira por América Latina con dos etapas muy distintas: Chile y Perú. En el país austral vivió el ambiente más enrarecido de todos sus viajes debido al escándalo de abusos sexuales a menores cometidos por eclesiásticos que ha sacudido a la Iglesia local. Una parte de los fieles consideran que el Pontífice agravó esta crisis al mostrar su firme apoyo al obispo de Osorno, Juan Barros, supuesto encubridor del sacerdote pederasta Fernando Karadima. En Perú, en cambio, la situación ha sido totalmente diferente a lo vivido en Chile: en Lima, Puerto Maldonado y Trujillo se ha visto un fervor eclesial y una 'papolatría' similares a las de anteriores visitas de Bergoglio a América Latina. La estancia del Papa en la región ha reabierto la cuestión de por qué no visita Argentina.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos