Guillermo y Enrique lamentan la brevedad de su última conversación con Diana

Una de las imágenes del documental. / Atlas

Un documental sobre Lady Di con motivo del 20 aniversario de su muerte muestra imágenes personales de la princesa con sus hijos

AGENCIASLondres

Los príncipes Guillermo y Enrique han admitido que la última conversación que tuvieron con su madre, Diana de Gales, fue una breve llamada de teléfono antes de su muerte en 1997 y que es algo que le "pesa" al duque de Cambridge.

Las revelaciones de los nietos de la reina Isabel II están contenidas en un documental sobre Lady Di que ha emitido este lunes la cadena ITV, con motivo de cumplirse este 31 de agosto los 20 años de la muerte de la princesa en un accidente de tráfico en París.

Dos niños inocentes en los brazos de su madre disfrutando de una tarde de picnic o jugando disfrazados de policías. Los príncipes Guillermo y Enrique han hecho público su álbum más íntimo y personal con Lady Di para conmemorar los 20 años de su trágica muerte el próximo 31 de agosto.

En este emotivo documental emitido anoche, el príncipe Guillermo confiesa cómo mantiene viva la memoria de su madre entre hijos, el príncipe Jorge y la princesa Carlota. Un homenaje público y personal a su madre, a quien guardan una devoción infinita.

Además de su vida más personal, el programa también recuerda las causas sociales por las que se implicó Diana. Dos décadas de recuerdos en los que no se ha apagado la sonrisa eterna de Diana ni el amor incondicional de sus hijos

Remordimientos

Los hijos del príncipe Carlos hablan del remordimiento que sienten por la breve conversación que tuvieron con su madre, algo que, según el príncipe Enrique, lamentará el resto de su vida.

"Para mí y para Guillermo, ella fue simplemente la mejor madre, que aportaba aire fresco a todo lo que hacía", confiesa Enrique en el programa, titulado 'Diana, nuestra madre: su vida y legado'.

El duque de Cambridge tenía 15 años y el príncipe Enrique 12 cuando la princesa Diana sufrió un accidente de tráfico en el túnel del puente del Alma, en París, mientras estaba en compañía de su amigo, Dodi Al Fayed, quien también perdió la vida.

En el documental, Guillermo, segundo en la línea de sucesión a la corona británica, cuenta el "buen momento" que estaban pasando mientras estaban de vacaciones en el castillo escocés de Balmoral, donde jugaban con sus primos.

"Enrique y yo queríamos decirle adiós, ya sabes, te veo después (...) pero si obviamente yo hubiera sabido lo que iba a pasar no hubiera mostrado hastío (por la conversación). Pero esa llamada de teléfono se ha quedado fijada en mi cabeza, y pesa bastante", reconoce el duque de Cambridge.

En tanto, Enrique admite que no recuerda de lo que habló con su madre. "Todo lo que me acuerdo es probablemente lamentar por el resto de mi vida cuán breve fue esa llamada de teléfono".

Enrique admite, además, lo difícil que es todavía la ausencia de su madre y se pregunta cómo sería ella hoy si viviera.

Fotos

Vídeos