La Rioja

Los suizos rechazan en referéndum acelerar el cierre de las cinco centrales nucleares

Bloqueo del acceso a la central de Muhleberg durante el referéndum.
Bloqueo del acceso a la central de Muhleberg durante el referéndum. / Fabrice Coffrini (Afp)
  • Tras el accidente de Fukushima en Japón, provocado en marzo de 2011 por un tsunami, las autoridades suizas prometieron cerrar progresivamente las centrales nucleares pero sin un plan preciso

Los suizos han rechazado este domingo en referéndum acelerar el cierre de las cinco centrales nucleares del país con un 55% de votos, frente al 45% que ha obtenido el 'Sí' a la iniciativa de los ecologistas.

En el caso en que la iniciativa hubiese sido aprobada, los reactores de Muehleberg y Beznau I y II habrían pasado a cerrarse el año que viene, Goesgen en 2024 y Leibstadt en 2029.

Suiza cuenta ya con un plan para cerrar las centrales nucleares del país antes de 2050, pero no cuenta con un calendario concreto de cierre. Por eso los ecologistas lanzaron la iniciativa del referéndum, en el que el Gobierno y los partidos de derecha han defendido el 'No'. La energía nuclear supone un tercio de la electricidad del consumo del país

A pesar de las preocupaciones sobre la seguridad planteadas por el Partido Verde Suizo, el Gobierno y la industria energética han rechazado la propuesta con el argumento de que podría provocar apagones, costes superiores y de que se perdería la independencia energética, ya que habría que importar electricidad generada con carbón en Alemania.

"Estamos felices de que los votantes suizos hayan dado un resultado tan explícito", ha dicho el antiguo jefe de la compañía Axpo y actual presidente del grupo Economiesuisse, Heinz Karrer, en una entrevista con el canal de televisión estatal SRF.

"La población suiza no quiere una solución radical", ha añadido Karrer, ya que esto "habría provocado incertidumbre sobre nuestro suministro energético, algo que el pueblo suizo no estaba dispuesto a arriesgar".

Otro referéndum

La iniciativa para cerrar las centrales nucleares está amenazada además por la intención del ultraderechista Partido Popular Suizo (SVP, por sus siglas en alemán) de realizar otro referéndum con el argumento de que la energía nuclear es demasiado cara.

La ministra de Energia, Doris Leuthard, ha asegurado que se opondría a cualquier referéndum propuesto por el SVP y que para ello utilizaría los mismos argumentos que ha expuesto este domingo, según ha aclarado en una conferencia de prensa en Berna donde se seguía el resultado de las votaciones.

"Este resultado me alivia, porque nos da el tiempo necesario para transformar nuestro sistema de energía", ha expresado Leuthard. "La gente se ha puesto de acuerdo. Esto es algo que no pasa de un día para otro", ha añadido.

La eléctrica pública suiza BKW AG tiene previsto cerrar el reactor Muehleberg en 2019 debido a los altos costes de mantenimiento y funcionamiento que supone. Mientras, el Partido Verde Suizo continua abogando por que se acelere el cierre de las centrales nucleares y ha expuesto su preocupación por el reactor Beznau I, el más antiguo de todo el mundo, que opera desde 1969.

Debido a cuestiones de mantenimiento y a la detección de la decoloración en ocho tubos envolventes que sirven para recubrir las varillas del combustible del reactor Leibstadt, éste y Beznau I se han cerrado durante algunos meses.