Turquía intensifica sus bombardeos sobre Afrín

Una familia herida en uno de los bombardeos en Afrin. :: afp/
Una familia herida en uno de los bombardeos en Afrin. :: afp

Al menos ocho miembros de una misma familia murieron por un bombardeo de aviones turcos en una localidad en el sureste del enclave kurdo de Afrín, en el extremo noroeste de Siria, según informó ayer el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. La ONG detalló que cinco de los fallecidos eran menores de edad.

Con este balance, son ya 51 los civiles que han muerto desde el pasado 20 de enero, cuando comenzó la operación 'Rama de Olivo' lanzada por Turquía en la región de Afrín contra los combatientes de las milicias kurdas Unidades de Protección Popular, según los datos que posee el Observatorio. El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, proclamó ayer que en la operación se había «enviado al infierno a 484 terroristas (combatientes kurdos)» y reconoció que siete de sus soldados habían «caído». La ofensiva turca ha causado graves daños en el patrimonio arqueológico de la región. Según información del Observatorio que corroboró el exdirector general de Antigüedades y Museos de Siria, Mamun Abdelkarim, el templo Ain Dara, de 3.000 años de antiguedad, fue dañado «en un 60%» por los bombardeos aéreos del viernes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos