Trump afirma que con Rusia «hay que actuar de forma constructiva»

RAFAEL M. MAÑUECO MOSCÚ.

Resultó providencial que el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, se encontrara ayer en Kiev en el momento en el que su jefe, el presidente Donald Trump, llamaba a través de Twitter a trabajar de forma «constructiva» con Rusia. De no haber sido así, es muy probable que el desánimo se habría apoderado de las autoridades ucranianas. Nada más regresar a Washington, después de participar en la cumbre del G-20 en Hamburgo, Trump escribió este tuit, después de que su homólogo ruso, Vladímir Putin, negara «vehementemente», durante la primera reunión entre ambos, haber interferido en los comicios de EE UU el año pasado. En otro mensaje, el jefe de la Casa Blanca asegura, no obstante, que pese a todo es todavía pronto para hablar de suavizar las sanciones impuestas a Rusia «hasta que los problemas sirio y ucraniano estén resueltos».

Esta puntualización de Trump y la presencia de Tillerson en la capital ucraniana, en su primera visita oficial al país, tranquilizaron al presidente Petro Poroshenko. El viaje del secretario de Estado a Ucrania, tras el G-20, pretende dejar claro a Kiev que Washington le sigue apoyando frente a los desmanes de Moscú. El jefe de la diplomacia norteamericana reiteró que aboga por restablecer la integridad territorial de Ucrania, lo que implica devolver Crimea y el control sobre las regiones separatistas de Donetsk y Lugansk.

Dar el primer paso

Tillerson anunció el nombramiento de Kurt Volker como representante especial de EE UU para el conflicto en Ucrania. Washington se incorpora así a los esfuerzos que ya vienen realizando Alemania y Francia, que junto con Rusia y Ucrania forman el 'cuarteto de Normandía'. El secretario de Estado dijo que «la falta de avances en el cumplimiento de los acuerdos de Minsk», de febrero de 2015, para poner fin a la guerra en el este de Ucrania y acabar con la sublevación separatista es lo que les ha empujado a nombrar un emisario para «acelerar el avance hacia un arreglo».

«Es necesario que Rusia dé el primer paso a favor de la distensión en el este de Ucrania, en particular en lo relativo al alto el fuego y a la retirada del material militar», señaló Tillerson. «Rusia debe utilizar su influencia sobre los separatistas», urgió. El jueves en Varsovia, Trump exigió a Rusia que deje de «desestabilizar» a Ucrania y otros Estados del Este. Por su parte, Poroshenko insistió en que su país no comenzó la guerra, que «fue planeada y desatada por Rusia, y por tanto en Moscú están la claves para un arreglo pacífico».

Fotos

Vídeos