Una sola bandera olímpica para Corea

Aficionados animan a deportistas norcoreanas con banderas unificadas durante una competición hace un año. :: JUNG Yeon-Je/ afp/
Aficionados animan a deportistas norcoreanas con banderas unificadas durante una competición hace un año. :: JUNG Yeon-Je/ afp

Seúl y Pyongyang acuerdan desfilar juntas en los Juegos de Invierno y jugar con un mismo equipo en hockey sobre hielo femenino

ZIGOR ALDAMA SHANGHÁI.

El deshielo entre las dos Coreas continúa en pleno invierno. Y cada vez más rápido. Ayer, los representantes de los dos países en los que está dividida la península desde el fin de la Segunda Guerra Mundial decidieron dar un gigantesco paso en la mejora de sus relaciones y tomaron dos decisiones relevantes sobre los Juegos Olímpicos de Invierno, que comenzarán el próximo 9 de febrero en la localidad surcoreana de Pyeongchang: por un lado, desfilar unidas bajo una sola bandera en las ceremonias de inauguración y clausura; por otro, participar juntas en la competición femenina de hockey sobre hielo.

No será la primera vez que un solo abanderado represente a las dos Coreas en una cita de esta envergadura. Sucedió por primera vez en los Juegos de Sídney 2000. Pero sí será la primera vez que el desfile cuente con atletas norcoreanos que participan en una competición organizada por el Sur. Aunque no se confirmó, todo apunta a que la enseña será la misma que se creó en 1991 para el Mundial de Ping Pong y que se ha utilizado en varias ocasiones: un fondo blanco con un mapa de todo el territorio en color azul.

Los funcionarios que ayer se volvieron a reunir en el poblado de Panmunjom, escenario habitual de las conversaciones entre ambos países, también confirmaron otros detalles sobre esta inesperada integración olímpica: Corea del Norte enviará un nutrido escuadrón de animadoras compuesto por 230 mujeres, así como un grupo de 30 practicantes de taekwondo que participarán en exhibiciones de este deporte; todos ellos cruzarán la frontera por la vía terrestre que sirvió para unir ambas Coreas a través del polígono industrial conjunto de Kaesong -actualmente cerrado-; y representantes tanto comunistas como capitalistas organizarán un acto cultural en el monte Kumgang, al norte del paralelo 38, y llevarán a cabo entrenamientos de esquí en la norteña estación de Masikryong. Los gastos correrán a cargo de Seúl.

Una delegación de 500 personas cruzará hacia el Sur la frontera más vigilada

El sábado, este acuerdo será discutido en Suiza con el Comité Olímpico Internacional, que ya ha demostrado su disposición a ayudar en todo lo que haga falta. Pero, aunque en un inicio anunció que extendería el período de clasificación, no parece que se vaya a facilitar la participación de atletas norcoreanos en pruebas oficiales, para las que solo ha ganado su plaza una pareja de patinadores. Tampoco está claro cómo encajará este vuelco en el actual marco de sanciones económicas que pesa sobre el régimen de Pyongyang, y que, teóricamente, vetaría el viaje de políticos norcoreanos al Sur.

Apoyo desde Vancouver

Claro que todo eso es lo de menos. Lo importante, subrayan ambas partes, es que una delegación de 500 norcoreanos cruzará la frontera más militarizada del planeta y convertirá los Juegos en una oportunidad para la paz. Muchos otros comparten esta visión. Ayer mismo, en Vancouver (Canadá), 20 ministros de Asuntos Exteriores verbalizaron su apoyo al diálogo que se abre en la península, y, según la agencia Yonhap, añadieron que esperan que la nueva coyuntura propicie conversaciones sobre el programa militar nuclear norcoreano.

Sin duda, ese es el colofón que muchos por todo el mundo quieren ver en este caso. Y sería una de las mejores noticias del año, que comenzó con el sorprendente discurso del dictador norcoreano, Kim Jong-un, tendiendo la mano al Sur. Desde entonces, los acontecimientos se han precipitado: Seúl propuso reactivar la línea de comunicación y conversar; Pyongyang aceptó, y en la primera reunión ambas anunciaron que el Norte participaría en la cita olímpica del Sur. Ahora, los detalles publicados ayer parecen dar a la llama olímpica su verdadero sentido.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos