Rusia se suma al rastreo con un moderno escáner subacuático

M. VALENTE BUENOS AIRES.

Un vehículo sumergible ruso que puede escanear el fondo del mar se incorpora hoy al operativo de búsqueda y en el mar Argentino donde trabajan otros once países para localizar el submarino 'ARA San Juan'. Esta aportación llega horas después de la llamada telefónica que realizó el presidente Vladímir Putin a su colega Mauricio Macri a fin de ofrecerle la tecnología rusa para el rescate.

El almirante de la Armada rusa, Vladímir Valúev, manifestó su expectativa de obtener «resultados positivos» con el sumergible no tripulado 'Pantera Plus', que llegó anoche en un avión de carga. Valúev confió además en la alta preparación y experiencia profesional del equipo ruso especializado. Rusia sufrió un grave accidente con el submarino nuclear 'Kursk' en el año 2000 en el mar de Barents. El siniestro provocó la muerte de 118 tripulantes. En 2001, con ayuda internacional, la Armada logró recuperar los cuerpos.

La Marina rusa también ha puesto a disposición de la búsqueda un barco oceanográfico, el Yantar, que está en las costas de África occidental y que puede hacer un rastreo en profundidades de hasta 6.000 metros mediante dos minisubmarinos. De esta manera, Rusia se suma a un trabajo coordinado entre la Armada argentina, la de EE UU, Reino Unido, Alemania, España, Francia, Brasil, Chile, Colombia y Uruguay entre otros países.

Hay un radio de búsqueda acotado después de informarse sobre la implosión subacuática del miércoles 15. El rescate dependerá mucho de la profundidad a la que haya llegado el sumergible. En la plataforma continental, las profundidades no superan los 300 metros. Pero luego comienza el talud con profundidades que van desde los 1.000 a los 6.000 metros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos