Rusia pide la validez del pacto nuclear

El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, y su portavoz, Maria Zakharova. :: Yuri KADOBNOV / afp/
El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, y su portavoz, Maria Zakharova. :: Yuri KADOBNOV / afp

Exige a la UE que respete el acuerdo firmado en 2015 con Irán frente a la amenaza de Estados Unidos de abandonarlo

RAFAEL M. MAÑUECO MOSCÚ.

A juicio del ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, la actual política de Estados Unidos en el mundo es la causa de las «tensiones» que sufre el planeta. Washington «rechaza reconocer la realidad de un mundo multipolar (...) se niega a escuchar las opiniones de otros centros de la política internacional», afirmó ayer Lavrov durante la gran rueda de prensa que ofrece cada año a periodistas rusos y extranjeros.

El jefe de la Diplomacia rusa denunció los «métodos» empleados por EE UU, «desde el despliegue de un sistema integral de defensa antimisiles hasta las sanciones unilaterales, pasando por la extraterritorialidad de su propia legislación y las amenazas para resolver cualquier problema internacional por la fuerza».

Resumiendo los sucesos de ámbito internacional acaecidos en 2017, Lavrov enumeró los «focos de tensión» en los que, según él, Washington no cesa de echar leña al fuego. En primer lugar Irán, cuyo pacto nuclear ha sido cuestionado por el presidente norteamericano, Donald Trump, que exige su revisión bajo la amenaza de retirarse del acuerdo en cuatro meses. «EE UU intenta modificar el texto del documento para incluir aspectos inaceptables para Irán y nosotros no lo vamos a apoyar», advirtió el ministro de Exteriores ruso, refiriéndose a las nuevas demandas de Washington de agilizar las inspecciones de la OIEA en las instalaciones atómicas iraníes y la exigencia de que Teherán renuncie a desarrollar su programa de misiles balísticos.

Moscú apunta a Washington como el causante de las actuales «tensiones» en el mundo

Moscú cree que, si Trump cumple su amenaza de abandonar el pacto -alcanzado en 2015 entre Irán y EE UU, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania- Teherán «dejará también de sentirse vinculado (...) lo que puede acarrear consecuencias imprevisibles». Lavrov, no obstante, dijo tener confianza en que los europeos respeten el acuerdo y «no se dejen llevar al terreno de EE UU». Según sus palabras, el fracaso del pacto con Irán influiría negativamente sobre el dictador norcoreano, Kim Jong-un, «quien comprendería que no se puede confiar en Estados Unidos».

Rusia sostiene que Corea del Norte es otra de sus preocupaciones y, pese a que está habiendo avances y Trump se muestra proclive a una negociación, Lavrov criticó la convocatoria para hoy y mañana en Vancouver de una conferencia de ministros de Exteriores para «la seguridad y la estabilidad en la península de Corea». El evento ha sido organizado por EE UU y Canadá, pero Rusia y China no han sido invitadas. «No espero ningún avance de esa reunión, me conformaría con que por lo menos no sea contraproducente», aseguró el jefe de la Diplomacia rusa.

En relación con Siria, Lavrov cree que Estados Unidos quiere provocar su desintegración con la iniciativa de desplegar una fuerza bajo su mando, aunque liderada por unidades kurdas, para controlar las fronteras.

«Se trata de crear un enorme territorio separado en las fronteras con Turquía e Irak y al este de río Éufrates (...) esto nos hace temer una división de Siria», afirmó.

Las sanciones estadounidenses contra Rusia, por la anexión de Crimea y la ayuda a los separatistas del este de Ucrania, también fueron ayer objeto de las críticas del titular de Exteriores ruso, quien opina que el objetivo real consiste en «apartar a Rusia» de los mercados de la energía y las armas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos