Relevan al jefe de la Armada argentina por la desaparición del submarino

M. VALENTE

buenos aires. Un mes después de la desaparición del submarino argentino ARA San Juan con 44 tripulantes a bordo, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, solicitó el pase a retiro del jefe de la Armada, el almirante Marcelo Srur. Aguad lo decidió después de anunciar la formación de una comisión técnica que deberá investigar qué ocurrió con la nave, de la que no se tiene ningún rastro. El tercero de la fuerza, el contraalmirante Luis López Mazzeo, ya había sido pasado a disponibilidad y al menos otros cuatro altos jefes han pedido el pase a retiro.

El ARA San Juan -que según la versión oficial, estaba haciendo patrullaje de barcos pesqueros en el Atlántico Sur- se comunicó por última vez con la base el 15 de noviembre tras reportar un incendio en las baterías. El incidente se había solucionado parcialmente -según la Armada- y el buque se dirigía hacia Mar del Plata, pero el submarino nunca llegó ni volvió a comunicarse. Mientras organizaba la búsqueda con aviones y naves de una docena de países, la Armada argentina fue entregando información a cuentagotas. En un momento brindó datos de un presunto estallido en el fondo del mar, horas después de la última comunicación y en la zona de su derrotero. Admitió luego que los submarinistas no pudieron haber sobrevivido sin oxígeno después de tanto tiempo. Para los familiares que aguardaban noticias, las conclusiones de la Marina fueron demoledoras. Desde entonces aumentaron la presión para conocer qué pasó y exigir que continúe la búsqueda.

La Armada sigue buscando, con la cooperación de buques de la marina rusa, inglesa y estadounidense, con dispositivos capaces de barrer en las profundidades del océano. Pero hasta el momento no ha habido novedades. Ayer la pesquisa estaba suspendida debido al mal tiempo. A medida que pasan los días sin el menor indicio, también crece el malestar dentro de la Armada y entre la marina y Defensa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos