A puerta cerrada y con más de 350 periodistas

El proceso en Bélgica se celebra a puerta cerrada y, además de las partes implicadas, solo se permite el acceso a cinco dibujantes de prensa. El resto de los cerca de 350 periodistas internacionales acreditados para el juicio lo seguirán en otra sala a través de una pantalla, aunque no se permitirá difundir las imágenes que aparezcan en ella.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos