La protesta de funcionarios bloquea las cárceles francesas

Piquete en una de las carreteras cerca de Nanterre. :: P. LOPEZ / AFP/
Piquete en una de las carreteras cerca de Nanterre. :: P. LOPEZ / AFP

R. C. PARÍS.

La protesta que llevan a cabo esta semana funcionarios de vigilancia de cárceles francesas provocó ayer bloqueos en varios centros penitenciarios y una 'sentada' de presos en Fleury-Mérogis, el mayor centro penitenciario de Europa. Los vigilantes reclaman más seguridad tras haber sufrido varias agresiones.

La primera de ellas se registró hace una semana en el centro de Vendin-le-Vieil, en el norte, donde un preso imputado por un atentado en Túnez en 2002 agredió con un cuchillo y unas tijeras a tres vigilantes. Cuatro días después, un detenido por riesgo de radicalización islámica golpeó a siete vigilantes, cinco de los cuales resultaron heridos, en la cárcel de Mont-de-Marsan, en el suroeste del país.

Las acciones de protesta de los funcionarios retrasaron o impidieron ayer la salida de presos y los encuentros en las salas de visitas. En la prisión de Fleury-Mérogis, situada cerca de París, 123 detenidos se negaron a regresar a sus células al término de su paseo después de que los vigilantes de esta cárcel bloquearan los accesos durante la mañana. «No hay reivindicaciones ni violencia», precisó la Administración penitenciaria, que envió al lugar equipos de seguridad para poner fin al incidente. En Fleury-Mérogis está recluido Salah Abdeslam, el único superviviente del comando yihadista que perpetró los atentados del 13 de noviembre de 2015 que provocaron en París y Saint Denis 130 víctimas mortales.

Los sindicatos de personal penitenciario se movilizan para reclamar más seguridad en sus condiciones de trabajo, con una «gestión específica para los detenidos terroristas islamistas y radicalizados», y una revalorización de una profesión que ya no atrae «a nadie».

Ante el malestar del personal, el presidente francés, Emmanuel Macron, anunció el lunes un «plan penitenciario global» antes de finales de febrero. Un día después, la ministra de Justicia, Nicole Belloubet, anunció haber presentado «10 propuestas» al personal de la prisión, relacionadas principalmente con los efectivos y la atención a los detenidos radicalizados.

Desde el martes se celebran negociaciones entre los principales sindicatos y la administración penitenciaria, y el Gobierno examina actualmente un proyecto de acuerdo. Mientras tanto, los sindicatos llaman a mantener el «bloqueo general» de las prisiones a la espera de llegar a un entendimiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos