La primera presidenta de la historia del SPD

Nahles, que llega muy cuestionada por el sector izquierdista de partido, deberá ser refrendada por el congreso extraordinario de abril

JUAN CARLOS BARRENA

berlín. Tras 153 años de historia, la socialdemocracia alemana será liderada por primera vez por una mujer. La ejecutiva del partido más antiguo del país anunció ayer la nominación unánime de Andrea Nahles, la jefa de su grupo parlamentario, como nueva presidenta del SPD y sucesora en el cargo de Martin Schulz. Nahles se presentará a la elección en un congreso extraordinario que su formación celebrará el próximo 22 de abril en la ciudad de Wiesbaden, en el centro del país. Hasta entonces el alcalde-gobernador de la ciudad-estado de Hamburgo, Olaf Scholz, el más veterano de la media docena de vicepresidentes del SPD, asumirá la presidencia de manera interina. Scholz asumirá la cartera de Finanzas en el nuevo gabinete de la canciller federal, Angela Merkel, cuando los afiliados al Partido Socialdemócrata den luz verde en una consulta interna a una nueva edición de la gran coalición.

El propio Martin Schulz comunicó a los medios las decisiones tomadas por la dirección de su formación, ante la que pocas horas antes había comunicado su dimisión inmediata e irrevocable como presidente del SPD. Aunque estaba previsto que el ya expresidente socialdemócrata abandonara el cargo al término de la consulta a las bases del acuerdo de gran coalición, su renuncia el viernes pasado también a la cartera de Exteriores en el nuevo Gobierno por presiones internas precipitó su retirada como líder de la formación. Las bases criticaron que Schulz aspirara a dirigir la diplomacia alemana cuando antes había rechazado públicamente una y otra vez la posibilidad de formar parte de un Ejecutivo de Merkel. Las críticas de los 460.000 afiliados a la socialdemocracia alemana acompañaron también el proceso para la nominación de Nahles como nueva presidenta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos