El presunto pago por el silencio de una actriz porno salpica a Trump

C. CONEJERO NUEVA YORK.

En un intento por atajar el escándalo de pagos a una actriz porno el abogado personal de Donald Trump, Michael Cohen, reconoció ayer que él mismo pagó de su bolsillo 130.000 dólares (105.000 euros) a la estrella porno 'Stormy' Daniels con el objeto de proteger al entonces candidato republicano a la presidencia. El escándalo de Trump con Daniels volvió a resurgir el pasado mes tras conocerse el abono efectuado en octubre de 2016, unas semanas antes de las elecciones de noviembre. Cohen, a pesar de no creer que las palabras de Daniels fueran verdad, desembolsó el dinero como medida preventiva, mediante un pseudónimo y a través de una corporación privada en Delaware, un estado conocido por su falta de transparencia.

El letrado asegura que no mencionó nada sobre ello a nadie de la campaña de Trump, ni siquiera al mismo candidato. Cohen ha publicado también una declaración firmada por Daniels negando haber recibido dinero de Trump, hecho que no demuestra que no lo haya obtenido por medio de terceros.

Esta transacción podría violar la ley electoral federal, ya que se ocultó a Hacienda. El grupo independiente Causa Común declaró el mes pasado haber iniciado dos denuncias por ocultación de fondos considerados gastos de campaña, tanto si Trump o su equipo lo sabían, ya que el objetivo era influir en las urnas. En su opinión, la fecha del pago y las circunstancias, que coinciden con más de una docena de acusaciones contra Trump de contactos sexuales no deseados, deben ser investigados bajo la ley federal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos