Un preso yihadista alemán agrede a tres vigilantes de una cárcel francesa

Un preso alemán encarcelado por su implicación en un atentado en Túnez en 2002 agredió ayer con un cuchillo y unas tijeras a al menos tres vigilantes en una prisión de Vendin-le-Vieil, en Pas-de-Calais, en el norte de Francia. Según informaron fuentes judiciales, la Fiscalía antiterrorista gala abrió una investigación por los cargos de «tentativa de asesinato a personas representantes de la autoridad pública en relación con un cometido terrorista».

La investigación de los hechos correrá a cargo de la subdirección antiterrorista de la Policía judicial y la Dirección General de Seguridad Interior -servicios secretos franceses, DGSI-, según detallaron las mismas fuentes.

Christian Ganczarski, miembro del grupo terrorista Al-Qaida, considerado uno de los instigadores del atentado en la sinagoga de Djerba en el año 2002, en el que murieron 21 personas -dos de ellas galas-, hirió a dos de los vigilantes con heridas superficiales y al otro en el cuero cabelludo, por lo que tuvo que ser hospitalizado para darle unos puntos de sutura. Convertido al islám, Ganczarski permanece encarcelado en Francia desde 2003 y está en vías de ser extraditado a Estados Unidos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos