El presidente de EE UU recula sobre la 'trama rusa' ante las críticas de los investigadores

R. C. W ASHINGTON.

Donald Trumpse desdijo ayer de lo que todo el mundo le oyó decir el sábado: que él creía a Putin cuando el presidente ruso le asegura que nada tuvo que ver el Gobierno ruso en la supuesta manipulación de las elecciones presidenciales del año pasado en Estados Unidos. Severísimamente criticado por los funcionarios que investigan la 'trama rusa', el presidente declaró ayer que creía a éstos y no a Putin.

La intervención cibernética del Gobierno ruso a favor de Trump en las elecciones que llevaron a este a la Casa Blanca constituye un problema cada día mayor para el magnate. Los órganos federales de investigación (CIA, FBI...) así como el fiscal especial para el caso estrechan por momentos el cerco a algunos de los colaboradores más cercanos del presidente y el caso es ya la mayor amenaza para la continuidad de Trump en la Casa Blanca.

«Lo que dije es que creía que (Putin) lo cree (...) Yo creo que él cree que ni él ni Rusia interfirieron en las elecciones», dijo ayer Trump en un grotesco trabalenguas. E, inmediatamente, agregó: «Sobre si yo le creo o no (a Putin), yo creo en la información de nuestras agencias».

Exjefes de estas agencias oficiales de Estados Unidos dijeron ayer que el presidente Donald Trump «debería avergonzarse al haberles llamado 'hackers' a sus investigadores». «Considerando la fuente (Trump), me tomo esa crítica como una medalla de honor», dijo John Brennan, exjefe de la CIA, en un programa de CNN donde apareció junto al exdirector nacional de Inteligencia James Clapper. «Me parece particularmente reprensible que en el Día de los Veteranos Donald Trump ataque y ponga en duda la integridad y el carácter de Jim Clapper, que vistió el uniforme durante 35 años -indicó Brennan-. Pienso que es algo de lo que Trump debería avergonzarse», repitió.

Las declaraciones hechas el sábado por el presidente ponían en duda el informe de la inteligencia estadounidense de enero de este año en el que se asegura que Moscú trató de interferir en los comicios presidenciales. Mike Pompeo, director de la CIA nombrado por Trump, emitió ayer un comunicado en el que insistía en su respaldo a aquel informe y agregó que su opinión al respecto «no ha cambiado».

Fotos

Vídeos