El presidente polaco veta por sorpresa la reforma judicial y descoloca a la UE

La Comisión se muestra cauta ante la deriva autoritaria de la potencia del Este y aplaza su análisis al Colegio de Comisarios de mañana

ADOLFO LORENTE BRUSELAS.

La tradicional comparencia de mediodía, siempre puntual, comenzó con doce minutos de retraso. Los matices siempre esconden historias y ayer fue uno de esos extraños días. Extraño, sí, porque Bruselas está bastante descolocada con los acontecimientos que se están sucediendo en la rebelde Polonia, liderada por el radical y euroescéptico Ley y Justicia (PiS). Tanto, que la Comisión se enteró a través de los medios de comunicación de la sorprendente decisión del presidente polaco, Andrej Duda, de desautorizar a su partido y vetar sobre la bocina las leyes más polémicas de la controvertida reforma judicial que había hecho saltar todas las alarmas en la Unión Europea al considerar que su aprobación supondría un ataque al Estado de derecho en la séptima potencia económica del club.

«Es un asunto que hemos seguido durante meses y que seguimos de cerca. Prefiero dejarlo aquí. Todos los acontecimientos que se están produciendo y todas las evoluciones serán globalmente abordados por el Colegio de Comisarios este miércoles», señaló el portavoz jefe del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas. Balones fuera. Media docena de preguntas y todas, sin excepción, con el portazo por respuesta.

La duda es saber si el tradicional 'no comment' es porque no hay nada que comentar o porque realmente no saben qué comentar. Y en esta ocasión, la segunda hipótesis parece ganar la batalla por una mera cuestión de tiempo. Lo único que concedió Schinas es que el Gobierno de Varsovia sigue haciendo oídos sordos a la petición de diálogo y negociación por parte del vicepresidente primero de la institución, Frans Timmermans. Porque más allá de lo ocurrido ayer, Polonia continúa a lo suyo y en el club nadie sabe cómo actuar ante la deriva autoritaria liderada por el ex primer ministro Jaroslaw Kaczynski, el temido gemelo que mueve los hilos del PiS y por ende, de Beata Szydlo, la primera ministra.

Han sido horas frenéticas. El pasado miércoles, el Colegio de Comisarios anunció la inminente apertura de otro procedimiento de infracción contra la polémica reforma que, de entrar en vigor, «aboliría cualquier rastro de independencia judicial».

Fotos

Vídeos