El presidente miente con los datos de audiencia

Donald Trump celebró ayer que su discurso sobre el estado de la Unión fuese el más visto de la historia, a pesar de que la información oficial publicada ha dado al traste con su particular visión de la realidad. «Gracias a todos por los cumplidos y las críticas. Lo vieron 45,6 millones de personas, la cifra más alta de la historia», publicó el presidente de Estados Unidos en Twitter, desde donde también aprovechó para felicitar a la cadena Fox por haber ganado a la competencia en cuanto a audiencia.

Sin embargo, el discurso que Trump pronunció el martes ante una sesión conjunta del Senado y la Cámara de Representantes no fue el más visto. Según los datos de Nielsen, la empresa que mide oficialmente las audiencias, fue superado por los tres predecesores de Trump en la Casa Blanca. El primer discurso sobre el Estado de la Unión pronunciado por Barack Obama, en enero de 2010, sumó 48 millones de espectadores, mientras que George W. Bush sentó ante el televisor a 62 millones de personas en 2003, apenas una semanas antes de la invasión de Irak. Un año antes, Bush ya había logrado una audiencia de 51,7 millones. También Bill Clinton obtuvo mejores cifras que Trump y, en 1998, fue seguido por 53 millones de espectadores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos