«El presidente Duterte está convirtiendo Filipinas en un Estado autoritario»

Rose Marie Trajano.
/
Rose Marie Trajano.

Este colectivo critica la deriva del presidente y los intentos para restaurar en el país la pena de muerte Rose Marie Trajano y Ellecer Carlos Miembros de la ONG iDefense

Z. ALDAMA MANILA.

Rose Marie Trajano y Ellecer Carlos están convencidos de que tienen los teléfonos pinchados. Por eso, solo responden a cuestiones espinosas por sistemas encriptados de mensajería instantánea y tienen asumido que su seguridad personal está en peligro. Es el precio que hay que pagar en Filipinas por defender los derechos humanos.

-¿Qué es lo que le achacan?

-Creemos que es culpable de crímenes contra los derechos humanos. Primero, por haber ordenado una limpieza social utilizando las fuerzas de seguridad del Estado con la excusa de erradicar las drogas. Segundo, por su inacción ante la matanza que se está produciendo. Es más, creemos que los 700 millones de pesos (11,6 millones de euros) con los que está financiada la campaña se están utilizando para recompensar a los escuadrones de la muerte. Y, tercero, por su injerencia en la justicia para impedir que actúe ante los crímenes de la Policía.

-El presidente asegura que se está proporcionando una segunda oportunidad a los criminales.

-No es cierto. Todavía no existe un plan integral de rehabilitación de drogadictos y de narcotraficantes. Se han creado 10.000 plazas para ese fin, pero solo están ocupadas 600. El resto se utiliza como barracones militares. Además, tememos que el Gobierno esté usando la lista de quienes se han entregado voluntariamente, en un intento de proteger su vida, para ir matándolos. Desafortunadamente, solo la Iglesia católica lleva a cabo programas de rehabilitación.

-¿Pueden probar que Duterte, o la Policía, está detrás de la ola de asesinatos?

-Es muy difícil, porque la gente tiene miedo y prefiere que no se investiguen las muertes. Aunque sean de sus familiares. Pero estimamos que dos tercios de los asesinatos están cometidos con la complicidad de la Policía por enmascarados.

-¿Cómo se explica que la guerra contra la droga tenga tanto apoyo popular?

-Las clases media y alta miran para otro lado porque sienten que está mejorando la seguridad ciudadana y la mayoría de los muertos son pobres. Curiosamente, muchos de quienes han sido asesinados votaron a Duterte, porque supo explotar 30 años de frustración nacional en la campaña electoral.

-Duterte suponía un cambio.

-Durante los últimos cinco gobiernos se ha prometido una redistribución de la riqueza, pero la Administración siempre ha trabajado para los poderosos. Duterte representaba ese cambio, lo mismo que Hitler. Y, ahora, con más de dos tercios de representantes en ambas cámaras, ese cambio puede llegar en forma de reinstauración de la pena de muerte. También tememos que modifique la Constitución para seguir convertiendo al país en un Estado autoritario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos