El poder de 'Irma' avanza hacia el norte

La habitualmente soleada Miami Beach mostraba ayer este desolador aspecto tras el paso del huracán. :: Joe Raedle / AFP/
La habitualmente soleada Miami Beach mostraba ayer este desolador aspecto tras el paso del huracán. :: Joe Raedle / AFP

Aunque rebajado a la categoría 2, el huracán mantiene su poder destructivo y amenaza a Georgia, Alabama y Tennessee

CAROLINE CONEJERO NUEVA YORK.

El huracán 'Irma' continuaba su avance hacia el norte mientras seguía volcando agua a lo largo y ancho de la costa de Florida y sacudiendo este Estado norteamericano con fuertes vientos que arrasaron las líneas eléctricas y dejaron a millones de personas sin luz ni energía. A pesar de haberse degradado a tormenta tropical y perder parte de su fuerza, 'Irma' todavía estaba formado por vientos huracanados de gran peligro y poder destructivo y retenía su vasta amplitud extendiéndose de costa a costa del Estado, del Atlántico al golfo de México.

Tras tocar tierra en categoría 2 al sur de Florida, 'Irma' causó tremendos daños en la zona de los Cayos y grandes inundaciones en Miami, pero en su avance hacia el norte esquivó la zona de Tampa. Unos 6,5 millones de viviendas y negocios se encuentran con cortes de electricidad en toda Florida, donde donde podría llevar semanas restaurar todos los sistemas de fluido eléctrico destrozados.

El consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Thomas Bossert informó cde que, en la que es ya una de las mayores operaciones de recuperación del sistema eléctrico en la historia, un ejército de empleados de todas las compañías eléctricas del país e incluso de Canadá, trabajan contra reloj para evaluar y restaurar plantas, hilos y postes de luz en condiciones de difíciles a peligrosas.

Las zonas más dañadas por el paso de 'Irma' se concentraron en la región de los Cayos y Jacksonville, donde costará semanas recuperar unas condiciones que permitan el retorno de los residentes y el funcionamiento de los servicios mínimos. 'Irma' se ha cobrado ya 4 muertos en el estado de Florida, después de causar 38 muertos a su paso por el Caribe.

En Miami, el huracán azotó con vientos a más de 160 km/h. que arrasaron viviendas y comercios, dejó bajo las aguas barrios enteros de la ciudad y causó el derribo de grúas de construcción y otras estructuras.

Por Tampa, donde se esperaba un fuerte azote del huracán, 'Irma' casi pasó de largo, aunque causó algunas inundaciones y derribos.

Las inundaciones excedían todos los pronósticos, sin embargo, en Jacksonville (nordeste de Florida), donde las subidas de mareas dejaron empantanado y sin electricidad al 90% de la población, que anoche se encontraba aún bajo alerta de desbordamiento del riío St Johns y otros cauces fluviales que registraban niveles récord de crecida.

En su avance, la tormenta castigaba el norte de Florida con vientos de más de 100 km/h. Y se dirigía hacia los Estados de Georgia y Alabama y Tennessee.

El gobernador de Florida, Rick Scott, realizó vuelos de reconocimiento para evaluar los daños, especialmente en la zona de los Cayos, donde el huracán se cebó destruyendo el sistema eléctrico y dejó carreteras intransitables y puentes con daños estructurales.

El gobernador pidió a la población paciencia y que espere a volver a sus casas hasta que las condiciones de las zonas afectadas se hayan verificado, ya que el retorno prematuro a viviendas y zonas inundadas puede albergar enormes peligros, como líneas eléctricas sumergidas o paredes inestables que podrían derrumbarse en cualquier momento.

En Miami, a pesar de los fuertes vientos aún agitando la costa, la gente ya se aventuraba a la calle con cámaras asombrada ante la rara espectacularidad de un paisaje sometido a la fuerza arrolladora de la naturaleza y que ofrecía una visión surrealista de árboles vencidos por el viento, grúas retorcidas como manteca y tejados y estructuras batidas a su paso.

'Irma' llegó a suelo estadounidense precedido por una preparación 'excesiva' para la que el Gobierno federal no escatimó en movilizar recursos desde contingentes del ejército, aviones y barcos de la armada, en un esfuerzo por parte de la Casa Blanca por demonstrar solvencia y empatía en la gestión del desastre.

Florida, tradicionalmente bastión republicano, es también donde Trump tiene la llamada 'residencia de invierno', su hotel-resort de golf Mar-o-Lago

'Irma' también puso de manifiesto lo mejor del espectáculo de noticias televisivo, donde los reporteros especializados en información climática competían por las imágenes con más sensacionalismo a medida que entraban en directo. En situaciones de calculado riesgo, cubiertos de agua en medio de las inundaciones o con los vientos azotándoles la cara, uno tras otro los reporteros pugnaban por la mejor escena de 'heroísmo' televisivo del 'deporte de alto riesgo' de noticias del clima ofreciendo realidad extrema y entretenimiento a aquellos todavía disponía de electricidad bajo la tormenta y para el solaz del fin de semana a los espectadores de otras partes del país.

Más

Fotos

Vídeos