Persiste el ruido de sables en Venezuela

Los miembros de la Asamblea Nacional Constituyente se concentran en Caracas en apoyo a la nueva institución. :: Miguel GuTiérrez / efe/
Los miembros de la Asamblea Nacional Constituyente se concentran en Caracas en apoyo a la nueva institución. :: Miguel GuTiérrez / efe

Fuertemente armados y en la cúpula de doce ministerios, los militares son un verdadero poder

MILAGROS LÓPEZ DE GUEREÑO

la habana. «Las fuerzas armadas reaccionaron unidas, con moral y convicción», dijo Nicolás Maduro cuando cantaba victoria el domingo sobre el que llamó «ataque terrorista» contra las Fuerzas Armadas Nacionales (FAN), la institución que se mantiene junto al Gobierno, y según la oposición, sustenta al régimen. Sin embargo, el ruido de sables persiste. «Vamos a capturar a toda la cúpula chavista», sentenció en otro video Juan Caguaripano, el exteniente que lideró la fallida asonada y que logró escapar con otros diez insurrectos llevándose fusiles y lanzagranadas.

Todavía están en paradero desconocido. Mientras tanto los siete detenidos por el asalto fueron presentados ayer por el presidente Nicolás Maduro como «civiles» que formaban parte de «una trama» en la que participaron «Miami y Colombia».

Con trama o sin ella, Caguaripano retuiteó en su página de Twitter una grabación de un hombre con la cara tapada que decía: «Hoy (ayer) es 7 agosto de 2017. Ya han presenciado la operación David para el rescate de las armas que pertenecen al pueblo. Yo represento la operación Ninja, que va a actuar de noche y va a capturar a toda la cúpula de narcotraficantes (chavistas)». Lo más llamativo es que el primero en difundir el video fue un periodista de Dolar Today, la empresa de venezolanos residentes en Miami.

En el otro lado del tablero, la Fuerza Armada Nacional (FAN) es el poderoso jugador político y económico. La FAN está presente en el tren ministerial donde ostenta 12 de las 32 carteras, y además su poder se extiende a sectores vitales, como el petrolero. En varias ocasiones, su alto mando ha reiterado que la institución es «chavista, nacionalista y antiimperialista». Sumando todos los cuerpos -Tierra, Mar, Aire, Guardia Nacional y Reserva- son 365.315 efectivos. Mil menos que en Brasil.

Cuentan con armamento proveniente de Rusia y China, después de que en 2006 Estados Unidos prohibió la venta de armas y tecnología al Ejército chavista. Según la ONG Control Ciudadano, Moscú ha enviado a Caracas fusiles, lanzacohetes antitanques, blindados, tanques de batalla, vehículos de combate de infantería, artillería, sistemas de defense antiaérea, aviones de combate, helicópteros y misiles. Desde China llegaron equipos de comunicaciones, vestimenta militar, equipos antimotines, radares, blindados, aviones y helicópteros.

El hombre fuerte de la FAN y del Gabinete es el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López. Además de sobre los uniformados tiene mando sobre todos los ministros. Llevan galones, y están acostumbrados al ordeno y mando, los titulares del Ministerio de la Presidencia, Interior y Justicia, Alimentación, Agricultura y Tierras, Pesca y Acuicultura, Transporte, Hábitat y Vivienda, Energía Eléctrica, Obras Públicas, Frontera, Ecosocialismo y Aguas. En definitiva son las más importantes.

La oposición critica la «militarización» gubernamental. El diputado y expresidente del Parlamento Henry Ramos Allup afirma que «el peor error que cometió Chávez fue haber sacado a los militares de los cuarteles. ¿Quién los volverá a meter?», se pregunta el representante opositor.

Riqueza empresarial

Además, la Compañía Anónima Militar de Industrias Mineras, Petrolíferas y de Gas (Camimpeg), cuyo objeto social es el mismo que el de Petroleos de Venezuela (PDVSA) -mantenimiento de pozos, y vender productos petroleros y mineros- se sumó durante el año pasado a la larga lista de empresas propiedad de la FAN, entre ellas, un canal de televisión, un banco, una firma automotriz y una constructora.

Ayer Venezuela hacía balance de la jornada de la víspera, en la que los sobresaltos y los rumores por posibles conatos de golpe en otros cuarteles se extendieron en las redes sociales. Se atribuyó a la rápida intervención de otros militares que el golpe finalmente no se consumara, pero murieron dos de los rebeldes. Más tarde, fallecía un líder opositor de la región de Valencia en los enfrentamientos entre civiles y militares.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos