La Perla del Pacífico se hunde bajo la lluvia

Pescadores sacaban el jueves sus embarcaciones del mar ante la llegada del huracán 'Max' a Acapulco. :: F. Robles / afp
Pescadores sacaban el jueves sus embarcaciones del mar ante la llegada del huracán 'Max' a Acapulco. :: F. Robles / afp

'Max' ha dejado en su paso por Guerrero, el estado donde se ubica Acapulco, al menos dos muertos y cientos de viviendas inundadas

MILAGROS L. DE GUEREÑO CORRESPONSAL LA HABANA.

La confluencia de tres fenómenos atmosféricos mantuvo ayer a la mayor parte de México bajo la lluvia. Por un lado, los remanentes del huracán 'Max', que dejó al menos dos muertos, tres desaparecidos y 600 viviendas inundadas en su transitar por el sureste de Guerrero, aunque ya rebajado a depresión tropical. Por otro, la tormenta tropical 'Norma', que enfila por el Pacífico hacia las costas de Baja California Sur; y para rematar, un canal de baja presión en el occidente de México. Entre todos no hay impermeable ni paraguas suficiente para no quedar pasado por agua.

Pero la peor parte se la están llevando comunidades pequeñas de Guerrero, Oaxaca y Chiapas, los estados más pobres de la nación azteca. En Acapulco, conocido como uno de los centros de turismo internacional más importantes, situado a 90 km de donde 'Max' tocó tierra como huracán de categoría 1 y vientos de 150 km/h, cayeron postes, grandes carteles publicitarios, al menos 70 árboles fueron arrancados por el ciclón, se cortó la energía eléctrica, hubo que trasladar a refugios a un centenar de personas, se cancelaron las clases y el agua penetró en cientos de viviendas. El aeropuerto estuvo cerrado durante una hora por falta de luz.

Las precipitaciones torrenciales provocaron el desbordamiento de varios ríos. Dos de los desaparecidos fueron arrastrados por la fuerza de las aguas. Uno de 19 años en el río Balsas, en el municipio de Mártir de Cuilapan; y otro en San Marcos.

Medios mexicanos denunciaron la descoordinación entre las autoridades nacionales, que avisaron que el fenómeno estaba por llegar, y estatales que tardaron casi siete horas en alertar sobre el inminente impacto de 'Max'.

Una de las zonas más dañadas fue San Marcos, con 200 viviendas afectadas por el desbordamiento de un arroyo en el barrio de Zapata. El desbordamiento de la laguna de El Tecomate dejó en el pueblo Tecomate Pesquería un número indeterminado aún de casas anegadas.

La fuerza del fenómeno se sintió también en Chiapas, donde dos personas murieron en una comunidad de Tapachula sepultadas en su morada por un deslizamiento de tierra. Según la Secretaría de Protección Civil chiapaneca, el corrimiento fue causado por las lluvias y previamente por el terrible terremoto de 8,2 grados que la semana pasada cimbró todo el sur del país.

149.000 restos óseos

Por otra parte, ayer detectives informaron a familiares de desaparecidos que la Procuraduría General de Justicia del estado de Nuevo León ha hallado del 31 de mayo a la fecha de 149.000 restos óseos en un solo solar del municipio García, en Nuevo León. Su identificación podrá tardar seis meses.

Eso y la fotografía de tres jóvenes ejecutados contra un muro, cuya foto ha estremecido al país, son más malas noticias en el día que hubiera debido celebrarse la fiesta nacional. El presidente Enrique Peña Nieto ordenó cancelar la cena de gala que conmemora el 'Grito de la independencia' por los efectos sufridos por el paso de los huracanes 'Harvey', 'Irma' y 'Katia', que dejaron cerca de un centenar de muertos en la región.

Fotos

Vídeos