El perdón de Zuckenberg no convence a la Eurocámara

El fundador de Facebook entona el 'mea culpa' por la fuga de datos y promete más control e inversiones en Europa

ADOLFO LORENTE CORRESPONSAL BRUSELAS.

Bruselas conoció ayer, por fin, al Mark Zuckenberg trajeado. Tocaba pedir perdón, entonar el 'mea culpa' y proclamar a Europa que nada será igual. ¿Le creyeron? «Lo aceptamos, pero no es suficiente», zanjó el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani.

La visita del fundador de Facebook a la Eurocámara supuso un acontecimiento de primer orden mediático en una UE. Le tenían ganas y los jefes de filas de los grupos políticos se desfogaron a gusto contra las prácticas de una red social que hace y deshace con los datos privados de sus usuarios para engordar su cuenta de resultados, como se evidenció en el escándalo de Cambridge Analytica, que afectó a 2,7 millones de europeos.

«Esto no va solo de disculparse. Desde 2003 lo ha hecho casi todos los años y en 2018, ya van tres veces y solo estamos en mayo. ¿Cómo quiere que le recuerden? ¿Como uno de los tres gigantes de internet junto con Bill Gates y Steve Jobs o como un genio fracasado que creó un monstruo digital que destruyó nuestras democracias?», disparó el presidente de los liberales, Guy Verhofstadt.

La comparencia fue a puerta cerrada, pero se emitió en 'streaming' (incluido Facebook Live). Accedió a la sala de la conferencia de presidentes a las 18:22 horas. Su primera intervención duró once minutos. Su estrategia era clara. Ante todo y sobre todo, pedir perdón. «Ya sean 'fake news' (noticias falsas), injerencias en elecciones o mal uso de los datos de la gente por parte de los desarrolladores, no cumplimos nuestra responsabilidad. Eso fue un error y lo siento», zanjó.

Alguien le dijo que en Europa era conveniente hablar de dinero y empleo. No paró de hacerlo. «Damos empleo a 7.000 europeos en doce ciudades y vamos a aumentar la plantilla hasta los 10.000. Pagamos todos nuestros impuestos en los países donde estamos y ayudamos a 18 millones de pymes a crecer», dijo. Los once europidutados que le interrogaron exigieron a veces un 'sí' o un 'no', pero Zuckerberg salió por la tangente, sobre todo en las cuestiones técnicas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos