El Pentágono esperará la orden de Trump para aplicar el veto a los transexuales

R. C. WASHINGTON.

El jefe del Estado Mayor Conjunto de EE UU, general Joseph Dunford, aseguró ayer que el Pentágono no aplicará, hasta nueva orden, la decisión de prohibir que los transexuales sirvan en las Fuerzas Armadas del país anunciada la víspera por el presidente, Donald Trump. «No habrá modificación alguna a la actual política hasta que el secretario de Defensa (James Mattis) haya recibido la orden del presidente y emita directrices», dijo Dunford en una comunicación interna. «Mientras tanto, seguiremos tratando a todo nuestro personal con respeto», agregó el jefe del Estado Mayor Conjunto, quien ordenó a los mandos «permanecer centrados» en sus misiones militares.

Trump anunció el miércoles su decisión de prohibir que los transexuales sirvan en el Ejército tras haber consultado, según aseguró, con «mis generales y expertos militares». «Nuestras fuerzas armadas deben centrarse en la victoria decisiva y arrolladora, y no pueden ser lastradas con los enormes costes médicos y la perturbación que implicarían los transgénero», argumentó Trump en un anuncio por sorpresa en su cuenta de Twitter.

Las consultas que dijo haber mantenido el presidente no alcanzaron al secretario de Defensa, que, según varios medios estadounidenses, fue avisado de la decisión la víspera del anuncio. 'The New York Times' vinculó la medida a la necesidad de aprobar en el Congreso un paquete presupuestario para Defensa al que algunos republicanos se oponían si incluía el tratamiento hormonal a los militares transexuales.

Fotos

Vídeos