Peligro de explosión del petrolero iraní en llamas frente a la costa de China

R. C.

Pekín. El petrolero iraní 'Sanchi', en llamas frente a la costa de China desde el sábado por la noche tras un choque con un carguero chino, podría estallar o hundirse. El accidente se produjo a unas 160 millas náuticas -300 kilómetros- al este de la desembocadura del Yangtsé, cerca de Shanghái. Se teme a su vez una catástrofe por el derrame de hidrocarburos en el mar.

El petrolero se dirigía a Corea del Sur. Pertenece a la National Iranian Tanker Company, que administra la flota de buques de estas características de la República Islámica, indicó el Ministerio de Petróleo de ese país. La misma fuente agregó que el cargamento incluye productos destinados a la compañía surcoreana Hanwha Total. Tanto el buque como su cargamento están asegurados, precisaron las autoridades iraníes.

Un cuerpo rescatado

Por otra parte, los equipos que trabajan en las labores de rescate del 'Sanchi' recuperaron el cuerpo de uno de los 32 tripulantes desaparecidos. «Hay un enorme perímetro de llamas alrededor de la embarcación debido al derrame, y las labores de búsqueda y rescate se están llevando a cabo con dificultad», explicó el responsable de la Organización Marítima y Puertos de Irán, Mohammad Rastad.

China ha enviado cuatro barcos de rescate y tres para la limpieza de crudo; Corea del Sur, un barco y un helicóptero, mientras que Estados Unidos sumó al operativo con un avión militar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos