El pasado año

fue muy tranquilo y no se registró ningún desastre aéreo de gravedad, salvo algún que otro helicóptero o avión de combate. Sin embargo, 2013, 2012 y 2011 fueron años verdaderamente negros para la aviación rusa con más de un centenar de víctimas mortales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos