Los países del sur piden a la UE que «comparta la carga» de la inmigración

Reivindican el papel de la frontera meridional para el bloque comunitario en un intento de hacer frente al Grupo de Visegrado

DARIO MENOR ROMA.

Los países del sur de Europa, entre ellos España, hicieron ayer un llamamiento conjunto al resto de naciones de la UE para que arrimen el hombro a la hora de afrontar el desafío migratorio. En la cuarta cumbre entre Italia, Francia, Portugal, Grecia, Malta, Chipre y España, celebrada en Roma, los líderes políticos de estos Estados que aportan el 47% del presupuesto comunitario recordaron que «el papel fundamental y la carga de la protección» de la frontera meridional europea debe ser «reconocido y compartido».

La cita en la capital italiana fue un nuevo intento de hacer frente al llamado Grupo de Visegrado (formado por Polonia, Hungría, República Checa y Eslovaquia), que ha abortado los planes de repartir a los desplazados entre las distintas naciones por su rechazo a los extranjeros. La declaración final del encuentro de Roma les recuerda que esta cuestión va a seguir siendo un «desafío fundamental» durante años para la UE, a la que no le queda otra que «redoblar su lucha contra la trata de personas y las nuevas formas de esclavitud, garantizar los derechos humanos de todas las personas y proteger a los necesitados protección internacional».

A petición del anfitrión, el primer ministro italiano Paolo Gentiloni, se incluyó un llamamiento sobre la importancia de invertir en las naciones de paso y origen de los inmigrantes por ser la mejor forma de reducir los flujos migratorios. «Estamos decididos a fortalecer nuestras asociaciones con esos países, particularmente en África», puede leerse en la declaración final, en la que se pide una «financiación adecuada» para el Fondo Fiduciario de la UE para África y otras herramientas que propicien el desarrollo económico de los países origen de los inmigrantes.

El otro gran tema de la cumbre la unión económica y Bancaria. El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, calificó de «fundamental» este objetivo y consideró que el otro «gran reto» de la UE es el terrorismo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos