La UE y la OTAN avalan el ataque y piden a Rusia que colabore

ADOLFO LORENTE CORRESPONSAL

bruselas. La Bruselas institucional, la integrada por la UE y la OTAN, salió ayer en tromba desde primera hora para respaldar sin ambages la actuación militar en Siria liderada por Estados Unidos, Reino Unido y Francia. Ya saben, esto va de buenos y malos, y Europa tiene muy claro quiénes son los buenos en el avispero sirio. Porque aunque Europa, 'brexit' mediante, suele estar abonada a la palabra división, en las grandes ocasiones, como es ésta, siempre prima el principio del 'uno para todos y todos para uno' que está grabado a fuego en el ADN tanto de la UE como de la OTAN.

«Este ataque deja claro que el régimen sirio, junto con Rusia e Irán, no pueden continuar con esta tragedia humana, al menos no sin coste. La Unión Europea se mantendrá al lado de sus aliados en la defensa de la justicia», recalcó el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk. Una línea argumental también defendida por Jean-Claude Juncker, quien advirtió de que «el uso de armas químicas es inaceptable en cualquier circunstancia y debe condenarse en los términos más rotundos».

En este sentido, ha recordado que «la comunidad internacional tiene la responsabilidad de garantizar la identificación y la rendición de cuentas de quienes cometan este tipo de atrocidades». «No es la primera vez que el régimen sirio ha utilizado armas químicas contra civiles, pero debe ser la última», zanjó antes de volver a pedir un esfuerzo a todas las partes para alcanzar «una solución política de una vez por todas».

Además de Tusk y Juncker, también habló la jefa de la diplomacia comunitaria, Federica Mogherini.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos