La Rioja

El Banco Central de Baréin congela los fondos cataríes incluidos en sus listas de terrorismo

El Banco Central de Baréin congela fondos cataríes.

El Banco Central de Baréin congela fondos cataríes.

  • Las personas y entidades que figuran en dicha lista son las primeras víctimas diplomáticas de Catar

El Banco Central de Baréin ha confirmado este lunes su orden de congelar fondos de las personas y entidades de Catar incluidas recientemente en su lista de terroristas, según ha informado la agencia estatal bareiní de noticias, BNA.

Los gobiernos de Arabia Saudí, Baréin, Egipto y Emiratos Árabes Unidos (EAU) anunciaron el pasado viernes su decisión de incluir a 59 personas y doce entidades de Catar en sus listas de terroristas, en medio de la crisis diplomática en la región.

En un comunicado conjunto publicado por los medios estatales de los cuatro países, estos gobiernos afirmaron que la decisión fue adoptada "en el marco de su compromiso en la lucha contra el terrorismo y la voluntad de acabar con sus fuentes de financiación".

Asimismo, han resaltado que se debe a "las continuas violaciones de sus compromisos y acuerdos por parte de las autoridades de Doha, incluyendo su compromiso de no apoyar o acoger a elementos de organizaciones que amenazan la seguridad de los estados".

Entre las figuras más destacadas incluidas en las listas de terroristas de estos cuatro países figura Yusuf al Qaradawi, líder espiritual de la organización islamista Hermanos Musulmanes, ilegalizada en todos ellos. Al Qaradawi es presidente de la Federación Internacional de Clérigos Musulmanes y presenta el programa 'Sharia y Vida' en la cadena Al Yazira, con millones de telespectadores.

En respuesta, el Gobierno de Catar tildó la medida de "infundada", asegurando que la postura de Doha ante el terrorismo "es más firme que la de muchos de los firmantes del comunicado conjunto, un hecho que ha sido ignorado de forma conveniente por los autores".

«Medidas injustificadas»

Los gobiernos de Arabia Saudí, EAU, Baréin y Egipto anunciaron a primera hora del pasado 5 de junio la ruptura de sus relaciones diplomáticas con Catar, acusando al régimen de Doha de "apoyar el terrorismo".

A la medida se sumaron horas después Maldivas, el gobierno de Yemen reconocido internacionalmente, encabezado por Abdo Rabbu Mansur Hadi, y el gobierno asentado en el este de Libia.

Luego el Gobierno de Mauritania rompió sus relaciones con Catar, mientras que Jordania anunció que reduce su representación diplomática en Catar y que retira la licencia a la cadena de televisión Catarí Al Yazira. El pasado miércoles, fue Yibuti el que redujo su representación en Doha.

"Las medidas están injustificadas y se basan en denuncias y acusaciones que, en realidad, no tienen fundamento", ha sostenido el Ministerio de Asuntos Exteriores de Catar. Su titular, Mohamed bin Abdulrahman al Zani, se ha mostrado dispuesto a "sentarse a hablar" con los demás países del Golfo para zanjar el conflicto.

Aumento de las tensiones

Las tensiones entre Catar y varios países del Golfo se han deteriorado en las últimas semanas, a raíz de que QNA publicara unas declaraciones del emir en las que criticaba la postura de los países del Golfo contra Irán y hablaba de "tensiones" con Estados Unidos.

Inmediatamente después, QNA denunció haber sufrido un ataque informático y negó la veracidad de la nota publicada, pese a lo cual medios de Arabia Saudí y EAU continuaron informando acerca de las presuntas declaraciones de Hamad bin Jalifa al Zani.

Este hecho provocó las críticas de Doha, lo que llevó a varios países a bloquear el acceso a diversos medios Cataríes, entre ellos una Al Yazira que ha sido criticada por su cobertura de la llamada 'Primavera Árabe', que provocó la caída de varios regímenes en la región.

Las relaciones entre Catar y otros países del Golfo ya sufrieron un periodo de tensión en 2014 debido al supuesto apoyo de Doha a Hermanos Musulmanes, organización ilegalizada en la mayoría de los países del golfo.

Sin embargo, en dicha ocasión las medidas no fueron tan duras, y sólo implicaron la retirada de los embajadores. En esta ocasión, ha supuesto además la expulsión de ciudadanos del país, así como el cierre de las vías a medios de transporte llegados de Catar.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate