La Rioja

Respeto generalizado para la tregua en Siria

vídeo

Varios niños sirios juegan en un parque. / EFE

  • Aunque se difumina la calma inicial que había entre fuerzas leales a Damasco y facciones rebeldes

El alto el fuego en Siria, en vigor desde medianoche, ha sido globalmente respetado este viernes por el régimen de Bashar al Asad y los grupos rebeldes pese a algunos enfrentamientos aislados, que en principio no han puesto en peligro el acuerdo de paz.

Durante las primeras horas de la jornada, se produjeron algunos incidentes e incluso el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH) anunció enfrentamientos cerca de Damasco, sin de momento conocerse su alcance. El acuerdo de alto el fuego, apadrinado por Rusia y Turquía, no concierne a beligerantes considerados "grupos terroristas", como la organización yihadista Estado Islámico (EI).

Esta paz provisional, lograda sin la intervención de Estados Unidos, fue anunciada el pasado jueves por el presidente ruso, Vladímir Putin, y confirmado luego por el Ejército sirio junto a la oposición en el exilio. Tal acuerdo prevé también el inicio de negociaciones más profundas en Astaná (Kazajistán) para poner fin a la guerra.

"No ha habido violaciones importantes del cese el fuego. Desde medianoche no ha muerto ningún civil", indicó este viernes Rami Abdel Rahman, director del OSDH. Varios corresponsales de prensa en la provincia rebelde de Idlib (al noroeste) y en la Guta Oriental (al este de Damasco) indicaron que la situación desde el inicio de la tregua era de calma.

Durante la noche, no obstante, facciones del movimiento yihadista excluido del acuerdo, atacaron posiciones del régimen cerca de la ciudad de Mahrada, en la provincia central de Hama, dejando algunas víctimas entre las fuerzas del régimen, acorde al OSDH.

Según agregó el OSDH, aún no ha sido posible saber qué bando lanzó las hostilidades en la región al noroeste de la capital siria; pues ambos contendientes se acusan mutuamente de haber iniciado los combates. según la misma fuente. "Varios enfrentamientos estallaron y persisten cerca de dos pueblos de la región de Wadi Barada, donde también se están llevando a cabo ataques aéreos de helicópteros contra posiciones de grupos rebeldes y de Fateh al Sham", antigua rama siria de Al Qaida, y según el propio Abdel Rahman.

El Ejército Libre Sirio (ELS) también denunció en un breve comunicado varias rupturas del alto el fuego y cuestionó la capacidad de las autoridades de controlar a las milicias que luchan hombro con hombro con las fuerzas regulares. Según el ELS, más de cuarenta grupos paramilitares sirios y de otras nacionalidades combaten junto a las tropas de Al Asad.

Combates en Damasco que se suman a las escaramuzas iniciales

Fuerzas del Gobierno sirio y aliados sí se han enfrentado contra los rebeldes cerca de Damasco en unas nuevas escaramuzas que se suman a esas registradas, en las primeras horas del día, por diferentes puntos del país.

Los últimos combates han tenido lugar el valle de Barada, bajo control rebelde, al noroeste de Damasco, según el propio Observatorio para los Derechos Humanos. Ahí, el Ejército sirio ha desplegado helicópteros de combate que han abierto fuego contra varias posiciones rebeldes a lo largo del río que da nombre al valle.

Horas antes, el organismo había indicado que fuerzas rebeldes habían avanzado y tomado varias posiciones en la provincia de Hama, en unos enfrentamientos que se habrían saldado con la muerte de seis agentes.

Asimismo, ha indicado que ha habido combates esporádicos en la localidad de Daraa, en este caso entre las fuerzas de seguridad y facciones islamistas. También hubo enfrentamientos en Quneitra (al sur).