La Rioja

Fethulah Gülen
Fethulah Gülen / AFP

Turquía ha despedido o suspendido a 127.000 funcionarios por "gülenistas"

  • Tras el golpe de Estado fallido de julio, el Gobierno de Erdogan ha realizado multitud de purgas en todos los estamentos de la administración para expulsar a los partidarios de Fethulah Gülen, al que acusan de orquestar la asonada

Un total de 127.359 empleados públicos turcos han sido despedidos o suspendidos acusados de pertenecer a la red de Fetullah Gülen, el predicador islamista al que el Gobierno acusa de orquestar el fallido golpe de Estado del pasado 15 de julio, según han informado este jueves fuentes gubernamentales.

El ministro de Empleo, Mehmet Muezzinoglu, declaró a la agencia Anadolu que 70.784 funcionarios han sido despedidos desde el golpe como sospechosos de pertenecer a la "Organización terrorista Fethullah Gülen (FETÖ)", como el Gobierno se refiere al grupo del predicador, su estrecho aliado hasta 2013.

Además, otros 56.575 han sido suspendidos de sus empleos mientras se investigan sus supuestos vínculos con Gülen. El ministro explicó que la mayoría de los funcionarios despedidos, más de 29.000, dependían del Ministerio de Educación.

La purga ha afectado, además de a maestros y profesores, a policías, militares, jueces, fiscales e incluso conserjes de edificios públicos. Hoy mismo se ha anunciado el despido de 1.218 gendarmes, entre ellos 419 oficiales y 604 suboficiales. También han sido detenidos 40 profesores universitarios en Estambul acusados de vínculos con Gülen.