La Rioja

Edificio destruido por una explosión en Homs el pasado 5 de septiembre.
Edificio destruido por una explosión en Homs el pasado 5 de septiembre. / Efe

Entra en vigor el alto el fuego en Siria

  • El cese de hostilidades derivado del pacto alcanzado por EE UU y Rusia debe mantenerse vigente hasta las 23.59 hora local del 18 de septiembre

  • El-Asad promete "recuperar" todo el territorio que escapa al control del régimen

La tregua acordada en virtud del pacto alcanzado por Estados Unidos y Rusia la semana pasada ha entrado en vigor a las 19.00 hora local (16.00 hora GMT), según ha informado en un comunicado la Comandancia Suprema de las Fuerzas Armadas sirias. La nota agrega que "el régimen de calma" estará en vigor hasta las 23.59 hora local (20.59 horas GMT) del 18 de septiembre, aunque el Ejército advierte de que se reserva el derecho de responder por todos los medios militares a cualquier incumplimiento por parte de los "grupos armados".

El acuerdo fue alcanzado el pasado sábado por negociadores de EE UU y Rusia y los principales grupos insurgentes han manifestado extraoficialmente su intención de respetarlo, una postura que aún deben explicitar públicamente. Fuera del alto el fuego quedan el Daesh y el Frente Fatá al Sham, antiguo Frente Al Nusra. El pacto incluye facilitar el envío de ayuda humanitaria y la coordinación de los ataques de Estados Unidos y Rusia contra los grupos yihadistas.

Antes de la declaración del comienzo de la tregua por parte de las Fuerzas Armadas se han registrado ataques en distintas partes del territorio. Uno de los últimos fue en el norte del país, donde al menos trece personas murieron por un bombardeo de aviones de guerra no identificados contra la localidad de Maarat al Masriyin, en la provincia septentrional de Idleb, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Advertencia de El-Asad

Horas antes del comienzo del alto el fuego, el presidente sirio, Bachar el-Asad, dijo querer "recuperar" todo el territorio que escapa al control del régimen. "El Estado sirio está determinado a recuperar todas las regiones en manos de los terroristas y a restablecer la seguridad", declaró El-Asad a los medios oficiales durante una visita al exbastión rebelde de Daraya, cerca de Damasco. El régimen utiliza la palabra "terroristas" para referirse a rebeldes y yihadistas. "Las fuerzas armadas van a continuar su trabajo sin vacilación (...) e independientemente de los factores externos e internos", agregó.

"Hay quienes se hacen ilusiones y hace cinco años que no se han liberado de esas ilusiones", afirmó el presidente sirio refiriéndose a la oposición, según las declaraciones divulgadas por la agencia oficial Sana. "Algunos apostaban por promesas del extranjero", ha dicho refiriéndose a los 'padrinos' de la oposición como Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Arabia Saudí o Turquía. Esas promesas "no se concretarán", aseguró.

El-Asad destacó el alto el fuego pactado para varias localidades de Damasco y Homs, que ha permitido evacuar a la población civil y a los combatientes que han depuesto las armas, indicando que es una prueba de que "aquellos que quieren volver al buen camino siempre encontrarán las puertas de la patria abiertas".

El mandatario ha acudido hoy a la mezquita de Saad Ibn Muaz para participar en el rezo por la festividad musulmana del Sacrificio, que pone fin al 'hach' o peregrinación anual a La Meca. La Presidencia siria ha publicado fotografías de El-Asad orando junto a otros responsables políticos y religiosos en ese templo.

El pasado 25 de agosto, las autoridades y los rebeldes de Daraya cerraron un acuerdo por el que los opositores se comprometieron a entregar sus armas y que permitía su evacuación con el compromiso del Gobierno de que no tomaría represalias contra los insurgentes. Dos días más tarde, Daraya quedó totalmente vacía tras la salida de 3.200 civiles y 800 rebeldes de la urbe, que estuvo sitiada por el Ejército durante cuatro años. La importancia estratégica de Daraya reside en su cercanía al aeropuerto militar de Mezze, así como a la autovía que une Damasco con el Líbano.