La oposición venezolana protege su plebiscito con observadores

Cinco expresidentes conservadores de América Latina estarán en Caracas el domingo, cuando el Gobierno hará también un acto electoral

MILAGROS L. DE GUEREÑO CORRESPONSAL LA HABANA.

La campaña internacional de acoso y derribo del chavismo tiene cinco nuevos miembros, todos expresidentes latinoamericanos conservadores, que aceptaron la invitación formal del líder de la Asamblea Nacional (AN), Julio Borges, para participar como observadores en el plebiscito convocado para este domingo. La oposición confía en una participación masiva en la consulta para poder acorralar al oficialismo, que por su parte se propone llevar a cabo un simulacro electoral ese mismo día para tratar de difuminar la posibilidad de que se visualice un rechazo mayoritario a Nicolás Maduro. Sin validez legal, según el Gobierno, y de pleno derecho, según la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), un revés en el plebiscito restaría al presidente argumentos para mantener sus políticas, incluida la votación para elegir una Asamblea Constituyente el día 30.

Como un grupo de exmandatarios regionales ya llevó a cabo una primera misión mediadora en Venezuela para las elecciones legislativas de diciembre de 2015, Borges cursó la invitación para los integrantes de la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA). Laura Chinchilla y Miguel Ángel Rodríguez, de Costa Rica; Vicente Fox, de México; Andrés Pastrana, de Colombia, y Jorge Quiroga, de Bolivia, respondieron afirmativamente. Esperan llegar al país petrolero para el domingo y mantener un encuentro con su presidente y también con «las familias de las 94 víctimas de la represión» de las protestas de los últimos cien días, según dijo Asdrúbal Aguiar, director de IDEA, que agrupa a 35 exjefes de Estado y de gobierno que «se ocupan de reforzar la solidaridad internacional a favor de la democracia, el Estado de Derecho y la tutela universal de los derechos humanos».

Bloquear la consulta

Por su parte, el chavismo engrasa su maquinaria para bloquear la consulta opositora. Una semana después, el Consejo Nacional Electoral (CNE) anunció el simulacro que servirá para probar la respuesta de los simpatizantes chavistas a sus mandos. Héctor Rodríguez, uno de los jefes de la campaña para la Constituyente, explicó que se activó el código QR del 'carné de patria', un documento de tecnología punta que proporciona datos del beneficiario al instante y que facilita el acceso a beneficios como bolsa de alimentación y atención sanitaria. Rodríguez dijo que se «chequeará quién ha ido a votar y quién falta por movilizar» de cara al día 30 y convocó «a todos los jefes de calle y a todos los movimientos» a participar.

Veteranos en las lides de la confrontación entre derechas e izquierdas ven en esta choque de ahora en Venezuela similitudes con el escenario que en Chile en los años 70 derrocó a Salvador Allende o con el que en la década de los 80 acabó con la regencia del general Manuel Antonio Noriega en Panamá. La preocupación internacional por el futuro inmediato del país es creciente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos