La oposición venezolana carga contra el intento de mediación de Zapatero

MILAGROS L. DE GUEREÑO LA HABANA.

El anuncio de la llegada de José Luis Rodríguez Zapatero a Caracas en esta semana crítica ha soliviantado a la oposición, inmersa en acciones como el 'pancartazo' de ayer, las marchas previstas para hoy o la huelga general convocada para mañana y el jueves con el apoyo de 350 sindicatos. Una continuidad de actos y movilizaciones para que el oficialismo no tenga tranquilidad a la hora de ir a las urnas el domingo para conformar la Asamblea Constituyente que pretende modificar la Carta Magna para, supuestamente, otorgar más poderes al presidente.

El exmandatario español afirmó ayer desde Chile que «no hay una alternativa al diálogo y a la búsqueda del consenso. Cualquier otra vía desembocará es un conflicto grave, muy grave». «No puedo ser explícito, pero el diálogo ha existido, existe y existirá con todo lo que está cayendo», agregó Rodríguez Zapatero. Según señaló también, los mediadores han conseguido la liberación de unos setenta presos y que, pese a las dificultades, se logrará materializar «los procesos electorales que hay pendientes. Se elegirán gobernadores y alcaldes ahora, y en 2018 serán las presidenciales».

Sus palabras no lograron convencer a los opositores al régimen de Nicolás Maduro. Las redes sociales le acusaron de inmediato de «marear la perdiz», y consideraron que su mediación «no augura nada bueno». Por ello, se repitieron las peticiones para que se marchara «por donde llegó». «Aquí solo se negocia la salida de Maduro y su régimen, nada más», le espetaron.

Fotos

Vídeos