Los nacionalistas escoceses plantean una alianza contra el 'brexit' duro

El SNP aboga por un frente común con todas las fuerzas europeístas que ejerza presión sobre el Gobierno de May y la ambigüedad laborista

LOURDES GÓMEZ LONDRES.

El Partido Nacional Escocés (SNP) se propone crear un frente común con diputados de las distintas fuerzas políticas británicas favorables a continuar dentro del mercado único y del acuerdo común aduanero cuando Reino Unido abandone la Unión Europea. La iniciativa del jefe de su grupo parlamentario en Westminster, Ian Blackford, está abierta todos los partidos en la oposición, pero particularmente dirigida a ejercer presión sobre el líder laborista, Jeremy Corbyn.

El dirigente de izquierdas se mantiene ambivalente respecto a la UE. Se criticó la tibieza de su campaña durante el referéndum de 2016 -carente del gancho natural que atrajo a masas de simpatizantes cuando su liderazgo estuvo en liza y en las generales de este año- e incluso se cuestionó si realmente votó por la permanencia. La línea del partido sigue indefinida, con la estrategia hilvanándose a medida que el Ejecutivo de Theresa May mueve ficha en el proceso del 'brexit'.

La postura del equipo de Corbyn aboga de momento por continuar dentro del sistema de fronteras abiertas y libres de aranceles únicamente durante el período de transición, que se prolongará previsiblemente entre 18 y 24 meses a partir de marzo de 2019. El SNP pretende forzar a los laboristas a extender este compromiso de vinculación con el mercado interno y la unión aduanera a la relación con el bloque de los Veintisiete en el futuro posbrexit, que Bruselas y Londres pactarán a lo largo de 2018.

«El extremo plan 'tory' para sacar a Escocia y a Reino Unido del mercado único causaría un daño catastrófico a la economía. Es el momento para que diputados de todos los partidos dejen de lado la política y trabajen juntos en el interés nacional, para proteger nuestra posición en el mercado común y la unión aduanera», señaló ayer Blackford.

Tercera fuerza

El jefe del grupo parlamentario del SNP -la tercera fuerza, con 35 escaños en los Comunes- convocó por carta al resto de líderes en la oposición a una cumbre con vistas a definir una estrategia común contra el 'brexit' duro. La invitación a la reunión del 8 de enero se extendió al liberal demócrata Vince Cable; la nacionalista galesa Liz Saville Roberts; y la diputada de la formación Verde Caroline Lucas, además de a Corbyn.

Antes del receso navideño, el Gobierno May perdió una votación crucial y cedió en varias enmiendas del proyecto de ley de la retirada de la UE debido a la suma de apoyos de europeístas conservadores y de otros partidos. El SNP cree que una alianza similar multipartidista puede ganar más batallas en los Comunes, donde la primera ministra cuenta con una mayoría limitada al apoyo de los diez escaños de los unionistas norirlandeses del DUP.

En su misiva a Corbyn, Backford recoge datos independientes que proyectan «40.000 trabajos en Escocia» y «75.000 puestos en la City de Londres» en riesgo en un escenario de 'brexit' duro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos