Muere a los 88 años Luis García Meza, el último dictador de Bolivia

El exdirigente, condenado a treinta años de cárcel, falleció en el hospital militar en el que estuvo ingresado los últimos cinco

R. C. LA PAZ.

El exdictador boliviano Luis García Meza murió ayer a los 88 años en un hospital militar en La Paz a causa de una obstrucción respiratoria. tras meses hospitalizado por problemas cardíacos. Su abogado, Frank Campero recordó que no podía volver a ser operado ya que hace dos décadas ya le insertaron una válvula en el corazón.

Este exmilitar, extraditado a Bolivia por la Justicia brasileña en marzo de 1995, fue sentenciado por un tribunal boliviano a 30 años de cárcel sin derecho a indulto por los delitos cometidos durante su dictadura -entre 1980 y 1981-, en la que murieron y desaparecieron varios dirigentes de izquierda, entre ellos el socialista Marcelo Quiroga Santa Cruz.

El exdictador fue condenado a reclusión en el penal de máxima seguridad de Chonchocoro, al igual que su ministro del Interior, Luis Arce Gómez. Iban a cumplirse 23 años de su condena, si bien pasó al menos los últimos cinco años ingresado en un hospital militar de La Paz por sus dolencias cardiacas. Hace dos años le fue rechazada una petición de libertad condicional.

'Plan Cóndor'

En enero de 2017, el Tribunal de Roma sentenció a García Meza y a otros siete exmilitares de Latinoamérica a cadena perpetua por crímenes cometidos contra 23 ítalolatinoamericanos en el denominado 'Plan Cóndor', una operación represiva impulsada por los regímenes de América Latina entre las décadas de 1970 y 1980 encabezadas por el dictador chileno Augusto Pinochet.

La defensa de García Meza anunció en su momento que apelaría aquella sentencia al considerar que el exdictador no tuvo opción de defenderse en el proceso seguido en Italia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos