Minirrevolución en el primer Presupuesto de la UE a 27

El parlamentario británico Nigel Farage, precursor del 'brexit', choca las manos con el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, ayer en la Eurocámara. :: E. D. / AFP/
El parlamentario británico Nigel Farage, precursor del 'brexit', choca las manos con el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, ayer en la Eurocámara. :: E. D. / AFP

La Comisión propone recortes en fondos estructurales y la PAC, pero echa el resto en inmigración, Erasmus o digitalización

ADOLFO LORENTE CORRESPONSAL BRUSELAS.

Suena a inmensidad. Al final, serán 1,279 billones de euros. Sí, con b de barbaridad. Pero no, el Presupuesto apenas supone el 1,11% del PIB de la UE. Sin embargo, la del Presupuesto siempre ha sido una de las grandes batallas políticas de la UE y en esta ocasión, tras el socavón de unos 13.000 millones al año que dejará el 'brexit', la necesidad de financiar nuevas realidades o el bloqueo de los países más ricos, más que una batalla es la guerra.

Hay aumentos en inmigración, defensa, fronteras, Erasmus, innovación, digitalización... Se quiere acabar con los cheques a ciertos países. Dos minifondos anticrisis por valor de 55.000 millones... Grosso modo, es una suerte de minirrevolución que ha llegado al Presupuesto europeo. La duda es saber si lo ha hecho para quedarse. Porque aunque la Comisión propuso ayer las grandes líneas del marco financiero para el periodo 2021-2017, serán los Estados miembros, sobre todo, y el Parlamento Europeo los que tengan la última palabra.

Empieza el tira y afloja

Juncker mantiene el pulso a las críticas de las capitales

«Si hubiera dependido de nosotros, hubiéramos diseñado un presupuesto con el 2% de nuestro PIB, pero es lo que hay. Tendremos que hacer más con menos. Debemos mirar a los retos del futuro. Como se suele decir en Alemania, cuando no hay dinero en casa, el amor sale por la ventana, por ello hemos trabajado duro en esta propuesta», recalcó el presidente de la Comisión. Tras asegurar que los recortes presentados «no son una masacre», Jean-Claude Juncker restó relevancia a las primeras críticas de ciertos jefes de Estado o de gobierno, entre otros el austriaco Sebastian Kurtz, que dijo en Twitter que el proyecto es «inaceptable».

En su respuesta, Juncker emuló al mejor Juncker. «Es verdad que han reaccionado algunos con el verbo rápido que les caracteriza. Llevo varias semanas hablando con todos. No voy a decir lo que han dicho unos de otros. Como la Virgen lo guardo cerca de mi corazón. Yo fui primer ministro durante más de veinte años. Ya me sé la música, la letra, el ritmo... Es su papel, pero el presidente de la Comisión no tiene amigos cuando se trata de hacer el Presupuesto», zanjó.

El gran caballo de batalla

Recortes en cohesión y la PAC, pero no dramáticos

Los temidos recortes en los fondos estructurales de cohesión (7%) y en agricultura (5%) han sido mucho menores de los esperado. Siguen siendo los dos grandes pilares del Presupuesto al suponer el 30% en el primer caso (379.000 millones) y el 34% en el segundo (442.000 millones).

Pese a todo, la Eurocámara advirtió ayer de que no permitirá estos descensos, lo que hará más difícil aprobar las cuentas antes de las elecciones de mayo de 2019. El plácet del Parlamento Europeo es vital, sin él bo hay nada que hacer, así que mejor no subestimarlo.

El futuro del club

Fuertes incrementos en las nuevas apuestas de la UE

«Hay que mirar más al futuro y no a las políticas del pasado», advirtió el luxemburgués. Los fondos para la transformación digital serán de 12.000 millones, un 800% más; el programa Erasmus+ duplica su cuantía hasta los 30.000; el gasto en control de fronteras se triplica, hasta 33.000; se financiará la contratación de 10.000 policías de frontera hasta 2027; los programas de investigación y desarrollo será de 100.000 millones, un 50% más.

El gasto en seguridad crece el 40% hasta los 4.800 millones, a los que hay que sumar 13.000 del nuevo Fondo de Defensa, y un capítulo destinado a aumentar la movilidad militar que suma 6.500 millones adicionales; la acción exterior, clave para gestionar la crisis migratoria, subirá un 26% hasta 120.000 millones.

Mensaje a Polonia y Hungría

Una cláusula para respetar el Estado de Derecho

Aunque Juncker recalcó que no estaba dirigido a Polonia, nadie le creyó. La Comisión propuso un nuevo mecanismo «para proteger el Presupuesto de la UE frente a los riesgos financieros vinculados a deficiencias generalizadas del Estado de Derecho en los Estados miembros». Los nuevos instrumentos «permitirían suspender, reducir o restringir el acceso a la financiación de la UE de manera proporcional a la naturaleza, la gravedad y el alcance de las deficiencias del Estado de Derecho». La propuesta de decisión correspondería a la Comisión, y su adopción correspondería al Consejo por mayoría cualificada inversa. Adiós al veto.

Innovar en la caja

Tres nuevos instrumentos para recaudar dinero

La Comisión propone además crear tres nuevas fuentes de ingresos, cuyo objetivo es reducir las aportaciones nacionales de los Estados, que en la actualidad financian el 80%. En primer lugar, una tasa al plástico de 0,80 euros por kilo no reciclado. También pide quedarse con el 20% de los ingresos procedentes del sistema de comercio de emisiones de CO2. Finalmente reclama un 3% del impuesto de sociedades cuando se cree una base tributaria armonizada en la UE.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos