La 'Mesa de la Desunión Democrática'

M. L. DE GUEREÑO LA HABANA.

La oposición integrada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que el viernes perdía al movimiento Vente Venezuela de María Corina Machado de sus filas y se concretaba la primera deserción antichavista como protesta por la decisión de participar en las elecciones regionales, volvió a salir ayer a las calles de Caracas con la intención de recuperar la presión que perdió fuelle con las idas y venidas de las elecciones y la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

El lema era protestar por la destitución de varios alcaldes opositores sancionados a 15 meses de prisión y contra la ANC, tras dos semanas sin movilizaciones. En este tiempo, tampoco aumentó la cifra de 125 muertos desde que el 1 de abril comenzaran las protestas contra Maduro.

En Las Mercedes se juntaron las dos cabezas de las marchas, menos numerosas que las anteriores. Allí Freddy Guevara, primer vicepresidente de la AN y líder de Voluntad Popular -uno de los partidos más radicales-, exhortó a los venezolanos a «ponerse de pie» y continuar la lucha para cambiar el gobierno.

«Solo hay una forma de perder la lucha y es ir desunidos», expresó el legislador desde la plaza Alfredo Sadel. Agregó: «Todo lo avanzando no lo vamos a perder. Es momento de retomar una agenda de presión, por eso tenemos la responsabilidad de seguir en la calle, acompañando a la gente y reafirmando nuestro compromiso con el país».

«Todos teníamos la pretensión de detener la Constituyente y no fue así. Yo pregunto: ¿sus decisiones son legítimas? ¿Ante ese fraude son una democracia? ¿Significa que la gente los vuelve a querer o solucionarán los problemas?», agregó.

Legitimar el fraude

María Corina Machado tiene el mismo objetivo de sacar a Maduro del poder. Sin embargo, no comulga con la idea de participar en las elecciones regionales, adelantadas a octubre por la ANC. Por eso, anunció la salida de la MUD de su partido Vente Venezuela.

«Ir a las elecciones regionales como están planteadas hoy es legitimar un Consejo Nacional Electoral (CNE) que el mundo entero reconoce cómplice del más grande fraude en la historia de este hemisferio. Ir a las elecciones es aceptar que perdimos la lucha en la calle y eso no es verdad», dijo.

«No podemos caer en esa trampa. No podemos dar la espalda al pueblo de Venezuela. No podemos traicionar la lucha que llamamos hace 132 días a la calle», agregó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos