Merkel desactiva a su mayor crítico en la CDU al colocarle en el Ministerio de Sanidad

J. C. BARRENA BERLÍN.

La presidenta de la Unión Cristianodemócrata (CDU) y canciller federal de Alemania, Angela Merkel, anunció ayer que su máximo rival interno en las filas de la formación conservadora, el actual secretario de Estado de Finanzas, Jens Spahn, será el nuevo ministro de Sanidad cuando se selle definitivamente la nueva gran coalición con los socialdemócratas.

Merkel comunicó que en total cuatro jóvenes miembros de su partido entrarán en su Gobierno, casi todos integrantes del grupo opositor dentro de la cristianodemocracia germana. Lo hizo un día antes del comienzo del congreso de su formación, en el que se aprobarán previsiblemente los acuerdos para la nueva alianza de gobierno y se confirmará a Annegret Kramp-Karrenbauer, hasta ahora primera ministra en el Estado del Sarre, como nueva secretaria general de la CDU.

Esta última elección es contemplada precisamente como una maniobra de Merkel para encauzar su propia sucesión, colocar en lugar preferente a su favorita Kramp-Karrenbauer y frenar así las ambiciones de Spahn, que a sus 37 años de edad lidera el ala más conservadora del partido y no oculta su deseo de relevar a la canciller como presidenta de la CDU y jefa del Ejecutivo alemán.

Experiencia

El nombramiento de Spahn, que cuenta con la cualificación necesaria después de trabajar varios años como portavoz de Sanidad de su grupo parlamentario en el Bundestag, tiene como fin apaciguar a aquellos cristianodemócratas que exigen un cambio generacional y están hartos de Merkel tras dieciocho años como presidenta de la CDU y doce al frente del Gobierno. Son quienes critican además abiertamente las concesiones hechas a los socialdemócratas para que suscribieran un nuevo acuerdo de coalición, empezando por la cesión de la decisiva cartera de Finanzas.

Junto a Spahn se estrenarán como ministros la líder de la CDU en Renania-Palatinado, Julia Klöckner, que asumirá la cartera de Agricultura; Anja Karliczek, como titular de Educación tras ocupar la secretaría de organización del grupo parlamentario, y Helge Braun, como ministro de la Cancillería.

Del viejo equipo cristianodemócrata solo repiten Ursula von der Leyen como ministra de Defensa y Peter Altmeier que pasará a ocupar la cartera de Economía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos