El mensaje de Facebook que incendió la frontera de Gaza

Un periodista y activista logró romper el control de Hamás y Fatah para convocar a los palestinos a la resistencia pacífica en la Marcha del Retorno

MIKEL AYESTARAN CORRESPONSAL JERUSALÉN.

En Gaza no todo es verde, color de Hamás, o amarillo, de Fatah, las dos grandes facciones palestinas. También hay voces independientes como la de Ahmed Abú Rteima, periodista y activista de Rafah de 33 años que es el padre intelectual de la Marcha del Retorno, la gran movilización que arrancó el 30 de marzo y a la que Israel respondió abriendo fuego contra los manifestantes de forma sistemática cada semana. Ya han muerto 111 palestinos y hay más de 10.000 heridos, según el Ministerio de Salud de la Franja, pero Abú Rteima adelanta que «vamos a seguir porque en este tiempo no hemos conseguido los objetivos que nos propusimos, pero puede que cambiemos algunos métodos a partir de ahora, aunque siempre métodos pacíficos como hasta ahora».

El teléfono de este activista echa humo. La cadena CNN le acaba de entrevistar en directo para un especial sobre la matanza cometida por los francotiradores de Israel el lunes, el diario 'The New York Times' le ha pedido un artículo de opinión sobre la evolución de la protesta y siente que se ha «vuelto a poner el tema del derecho al retorno de los refugiados palestinos sobre la mesa» y «conseguido, por primera vez, que en Gaza se ponga en práctica la resistencia pacífica».

Israel acusa a Hamás de utilizar las movilizaciones para intentar llevar a cabo acciones terroristas y denuncia el lanzamiento de piedras o cometas incendiarias. «Veamos los datos y hagamos un balance. ¿Hay algún soldado muerto o herido? Por mucho que en los medios salgan siempre las mismas imágenes de esa minoría de manifestantes que se acercan a la verja, nuestro éxito es que decenas de miles de personas no lo hacen, se quedan a una distancia prudencial, pero también les disparan y les gasean. Israel quiere que seamos violentos, es lo que mejor le va y por eso nos asesina, para buscar respuestas violentas».

Consignas en las redes

En la vida de Abú Rteima no existen el papel y el bolígrafo. Es un hombre pegado a un móvil y a las redes sociales. Habla y teclea. Teclea y habla. Recuerda que «todo esto empezó con un post colgado en Facebook el 7 de enero en el que pedía a 200.000 gazatíes que se acercaran a la verja y la saltaran para volver a las tierras de las que fueron expulsadas sus familias hace setenta años, cuando se creó Israel». Se fue a la cama y a la mañana siguiente el mensaje se había hecho viral porque lanzaba una idea que unía a los palestinos por encima de la fractura política entre las dos grandes facciones, Fatah y Hamás: «El derecho al retorno, el mismo que defiende la resolución 194 de Naciones Unidas y que Israel quiere alejar de cualquier posible proceso negociador».

Facebook hizo de elemento aglutinador, como ocurrió entre los manifestantes durante la 'primavera árabe' de 2011 en países como Túnez y Egipto, pero quedaba el reto de obligar a Hamás a dejar las armas en sus arsenales. «Muchos de los participantes somos muy críticos con Hamás, pero ellos han entendido que la población estaba agotada, que no podía aguantar más guerras y que había que apostar por algo diferente y lo respetan. Puedo asegurar que los islamistas no han secuestrado esta movilización, aunque Israel diga lo contrario».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos