La UE mantiene el pulso a los terroristas

La Comisión propone nuevas medidas para intercambiar información electrónica como correos o mensajes que deberán ser dados en horas o días

ADOLFO LORENTE CORRESPONSAL

bruselas. Paso a paso, la Comisión Europea sigue proponiendo nuevas medidas para combatir el terrorismo que tanto daño ha hecho a Europa en los últimos años. Se trata de que los buenos logren tejer una maraña jurídica y técnica donde los malos se sientan cada vez más incómodos. Y, aquí, la colaboración es clave, vital, de ahí que el Colegio de Comisarios decidió proponer ayer, durante su reunión en Estrasburgo, la creación de una orden europea referida a pruebas electrónicas que permitan agilizar la colaboración entre los diferentes Estados miembros durante una investigación criminal.

Como explicó la comisaria de Justicia, Vera Jourova, esta futura euroorden permitiría a la autoridad judicial de un país solicitar directamente a un proveedor de servicios digitales pruebas como correos electrónicos, mensajes de texto, datos que identifiquen a un usuario en línea o una dirección IP. Según los datos aportados por el propio Ejecutivo comunitario, «en torno al 85 % de las investigaciones que se cursan en la actualidad requieren de pruebas electrónicas, y dos tercios de las mismas están en una jurisdicción diferente».

Esta propuesta, explicó la comisaria checa, busca reducir «drásticamente» los plazos en los que los gigantes de Internet tienen que entregar ahora la información, que pasará a ser de tan solo diez días frente a los 120 actuales. Sí, un mundo, sobre todo cuando se trata de investigaciones de índole terrorista donde el tiempo es oro. Por eso, en casos de extrema urgencia, este plazo «podrá reducirse hasta a seis horas» si los Estados miembros dan luz verde a la nueva propuesta de la Comisión Juncker.

No obstante, la legislación incluye salvaguardas para los derechos de los proveedores, que pueden negarse a dar los datos en determinados casos, y también de las personas investigadas, ya que cierta información solo se podrá requerir en el caso de que el delito investigado esté penado con al menos tres años de cárcel en el país solicitante.

Durante una comparecencia en la que también asistieron los comisarios de Interior y Seguridad, Dimitris Avramopoulos y Julian King, respectivamente, la Comisión presentó a su vez otras iniciativas referidas a la seguridad de los documentos de identidad, el acceso de las autoridades a información financiera en una investigación o la compraventa de sustancias para fabricar explosivos caseros. «Los terroristas y delincuentes son rápidos cambiando sus estrategias y usando nuevas herramientas para hacernos daño. Hoy demostramos que somos más rápidos e inteligentes», aseguró Avramopoulos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos